Alimentación y nutrición en la adolescencia.

adolescencia

– Marina Muñoz Cervera –

En la adolescencia se produce un crecimiento acelerado y las necesidades nutricionales son máximas.

Este periodo se extiende desde los 11 hasta los 18 años, de forma general, aunque la edad es variable según los sexos. Las mujeres comienzan su adolescencia a los 11 y 13 o 14 años de edad y los hombres, entre los 13 y 15 años.

Todos hemos sido adolescentes y sabemos muy bien que es una fase caracterizada por cambios morfológicos y psíquicos, por ello las necesidades nutricionales tienen que adaptarse a la velocidad de crecimiento y evolución de cada persona. Es una etapa difícil en la que nuestro cuerpo nos exige atención y, en muchas ocasiones, se descuida, lo que puede tener consecuencias físicas y psíquicas. De hecho, la hipertensión arterial, sobrepeso, obesidad, etc. cada vez son más comunes entre adolescentes. Las carencias nutricionales en estas edades pueden conducir a problemas psíquicos, pasa desapercibida la causa y requieren tratamientos farmacológicos, en muchas ocasiones innecesarios, si se equilibra la alimentación.

Lo curioso de esto es que muchos chavales se preocupan por su cuerpo y alimentación ¿dónde está el problema? ¿es la falta de integración en el núcleo familiar o en el social o en ambos lo que dificulta su evolución dentro de un ambiente saludable? Es un tema que lleva a reflexionar y, a veces, solo es cuestión de ser capaz de ponerse un poquito en su lugar, es decir, ser capaces de retroceder a nuestra edad adolescente y acordarnos de cómo éramos nosotros en esa complicada edad.

El ambiente obesogénico favorece la obesidad entre los más jóvenes y no es nada fácil zafarse de una estructura así, solo la determinación puede ayudar a seguir un camino distinto a lo que nos conduce, por inercia, la vida.

Características nutricionales de la adolescencia.

1.- Aumento de las necesidades energéticas: Suelen cubrirse con una alimentación variada y abundante.
2.- Aumento de las necesidades de calcio y fósforo respecto de la niñez, 800 mg/día, a 1200 mg al día.
3.- Aumento de las necesidades de hierro, especialmente en las chicas por el comienzo de la menstruación.

En los hombres:

En la alimentación de los chicos debe figurar la suficiente cantidad de proteínas, vitamina A, riboflavina o vitamina B2 y vitamina C, ya que pueden ser los nutrientes que más deficiencias acusan normalmente.

En las mujeres:

La chicas suelen ser típicamente más problemáticas, desde el punto de vista alimentario. Aparecen manías, complejos y problemas emocionales acompañando a los cambios morfológicos, que repercuten mucho en su alimentación. Suelen restringir su ingreso calórico y tienden a manifestar “repulsión” por aquellos alimentos que consideran culpables de sus cambios.

Los déficit nutricionales más típicos son de calcio, hierro y, en menor proporción de tiamina o vitamina B1 y vitamina A.

Las características nutricionales dependerán mucho de la zona del mundo en la que se vive, pues las regiones varían en cuanto a sus costumbres.

Necesidades energéticas:

Las necesidades estarán en función de la personas, de sus características físicas, ritmo de crecimiento y circunstancias vitales, no obstante y, de una forma general, la distribución calórica diaria, sería la siguiente:

– 55-60% de glúcidos o carbohidratos (no más de un 10% de azúcares).
– 30-35% de grasas (no más de un 10% de saturadas).
– 15% de proteínas son suficientes para cubrir sus demandas de regeneraciones plásticas diarias.

Normas nutricionales básicas:

Es importante llevar a cabo una alimentación completa y equilibrada y, dentro de la misma, hacer hincapié en los siguientes aspectos:

– Aporte suficiente de calcio (lácteos y derivados).
– Adecuado aporte proteico (carnes, pescados y huevos).
– Ingesta diaria de frutas variadas.
– Consumo diario de hortalizas y verduras variadas e incluir algunas crudas.
– Ingesta diaria de cereales y féculas en general, es decir, alimentos ricos en almidón (arroz, pasta, maíz, pan, etc.) integrales y no integrales.
– Cantidad suficiente de grasas vegetales, en forma de aceites crudos y frutos secos, sin excesos y sin defectos.
– El agua debe ser la bebida principal (al menos 1,5 a 2 litros al día aunque depende de la persona).

Alimentos a moderar o evitar:

– Alimentos muy grasos (embutidos, salchichas, comida chatarra, quesos cremosos, pasteles, bollería industrial, etc.).
– Alimentos muy azucarados (golosinas, pasteles, bollería, etc.).
– Consumo de alimentos precocinados, fritos, salsas poco saludables, comida rápida, etc.
– Bebidas azucaradas.

Anticonceptivos hormonales en las adolescentes: repercusiones nutricionales.

En esta fase de despertar sexual, es muy común, entre las chicas, el uso de fármacos anticonceptivos.

Aparentemente este tema es estrictamente ginecológico y no está relacionado con la nutrición, sin embargo, no es así. La ingesta de estos productos tiene una «acción antinutriente» cuya intensidad depende de los siguientes factores:

– Tipo de anticonceptivo.
– La dosis.
– La frecuencia de empleo.
– La duración de la administración.
– El estado nutricional de la adolescente antes de comenzar a ingerirlos.

¿Cómo afectan los anticonceptivos hormonales al estado nutricional?

El metabolismo de todos los nutrientes se ve afectado por la presencia de estos compuestos hormonales en el organismo de una adolescente.

Los efectos más destacados son los siguientes:

– Aumento de los niveles de colesterol.
– Aumentos de los niveles de triglicéridos.
– Aumento de los niveles de fosfolípidos.
– Aumento de los niveles de ácidos grasos libres.
– Alteraciones en la tolerancia a la glucosa.
– Disminución de las concentraciones sanguíneas de algunos aminoácidos (prolina, glicina, lisina, histidina, alanina, valina, tirosina y ornitina).
– Disminución de la concentración sanguínea de albúmina sérica.
– Aumento de los valores de proteínas portadoras.
– Como consecuencia de lo anterior se ven afectados los niveles de vitaminas y minerales como el zinc, hierro, vitamina A, vitamina C, ácido fólico.

El alcohol en la adolescencia: repercusiones nutricionales:

El consumo habitual de alcohol en chicos y chicas puede afectar de forma importante a su estado nutricional. Los aspectos más destacables son los siguientes:

– Carencia de proteínas, vitaminas y minerales: las consecuencia son alteraciones en el desarrollo y el crecimiento.
– Disminución del apetito: lleva al consumo de menos cantidad de nutrientes de los necesarios para esta etapa.
– Disminución del grado de absorción y utilización de algunos nutrientes, como el zinc, etc.: se altera el estado nutricional.
– Problemas de enfermedad hepática.

Si el consumo de alcohol se acompaña del uso se drogas, se presentan efectos sinérgicos, además las personas que consumen drogas sienten una gran apetencia por productos dulces, aumentando su ingesta de golosinas, pasteles, etc. y ello redunda en problemas de malnutrición en cualquiera de sus formas (desnutrición, carencia de nutrientes, desequilibrio de nutrientes, obesidad, sobrepeso).

Recomendaciones generales de estilo de vida:

– Practicar algún deporte de forma regular.
– Dormir un número de horas adecuado (8 a 10). Durante el sueño es cuando el organismo se regenera. Los adolescentes necesitan más horas de sueño que los adultos, por los cambios de esta etapa.
– Correcta higiene bucal.
– No dedicar mucho tiempo a la televisión ni videojuegos.
– Evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas.

Como hemos visto, la adolescencia es un periodo de la vida complejo en el que la alimentación y los hábitos de vida juegan un papel muy importante, habida cuenta de que de lo que hagamos durante esta fase dependerá nuestra salud posterior, pero también el estado anímico y psíquico durante la misma, ya que un aporte inadecuado de nutrientes puede desembocar en depresiones y en trastornos alimentarios diversos. Los adultos podemos facilitar el desarrollo de nuestros hijos llevando una alimentación saludable para que ellos vean que los hábitos de vida sanos redundan en beneficio de la salud y el bienestar.

Entradas relacionadas:

¿Qué es el Ambiente Obesogénico?

Imagen:

http://www.sanar.org/files/sanar/adolescencia.jpg

2 Respuestas a “Alimentación y nutrición en la adolescencia.

  1. Reblogueó esto en URAWA KARATE DO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s