El jengibre, una estrella en tu Navidad ¿porqué?

jengibre

– Marina Muñoz Cervera –

El jengibre puede ayudarnos a tener unas Navidades un poco más saludables.

Este alimento, condimento y medicamento tuvo su origen en Asia (Japón y China) e India, desde allí, su cultivo se extendió a Europa. Los árabes se encargaron de su comercialización posterior, y difusión por el resto del mundo.

Pedanio Dioscórides, también conocido como «El Anarzabeo», médico, farmacólogo y botánico de la antigua Grecia, se refirió al jengibre de la siguiente forma: «Tiene virtud calorífica, péptica, emoliente del vientre con moderación, estomacal. Es también eficaz contra las nubecillas de las pupilas y se mezcla también en los antídotos. En suma, se parece de alguna manera a la virtud de la pimienta».

Como vemos, este rizoma de la planta conocida botánicamente como «Zingiber officinale», se conoce desde tiempo inmemorial y ha formado parte de la cocina y medicina asiática, griega y romana como un elemento importante dentro de los recursos naturales.

Utilizado, sobre todo, como tónico estomacal y para reducir los mareos y náuseas, incluso durante el embarazo, podemos utilizarlo en forma de té y como condimento para salsas, guisos, etc. También, existen suplementos de este rizoma que pueden consumirse, siempre y cuando sean necesarios.

¿Qué contiene el jengibre?

Este rizoma de color amarillo, por dentro, contiene un aceite, responsable de su sabor picante, que se conoce como «gingerol». Este compuesto al someterse a las temperaturas de cocción, se transforma en otro, conocido como «zingerona», de sabor dulce.

El jengibre fresco es una de las fuentes naturales más importantes de enzimas proteolíticas y, también, contiene multitud de compuestos antioxidantes.

Las proteasas (enzimas proteolíticas) le confieren un importante efecto antiinflamatorio.

Pero, además, el rizoma contiene calcio, hierro, magnesio, vitaminas del grupo B (excepto B12), vitamina C, etc.

Su alto contenido en fibra es necesario para mejorar nuestro tránsito intestinal.

Beneficios para la salud del jengibre.

El jengibre, como condimento o en forma de infusión, puede ayudarnos mucho en las digestiones, ya que es un tónico estomacal excelente, que actúa de la siguiente forma:

– Reduce las náuseas y mareos por acción directa sobre el cerebro.
– Disminuye la formación de gases intestinales.
– Reduce la absorción de grasas.

Todo lo anterior, redunda en un mejor funcionamiento de nuestro metabolismo en general. Pero, además tiene un efecto antiiflamatorio que nos ayuda mucho en situaciones de estrés, artritis, dolores musculares, etc.

No obstante, y a pesar de su uso milenario, aún son necesarios muchos más estudios para asegurar la eficacia de los suplementos de jengibre, para muchos de los procesos en los que emplea en la actualidad.

¿Cómo podemos utilizar este rizoma?

Es muy amplio su uso en gastronomía, tanto formando parte de postres, como arroces guisos, salsas, o bien, como infusión.

Podemos comprar el jengibre fresco o en polvo y utilizarlo de la forma que más nos guste, adaptándolo a nuestras necesidades individuales.

Durante las fiestas Navideñas, tan propias de excesos de todo tipo, puede venirnos muy bien, algún té de jengibre, alternado con recetas que lo contengan para mejorar nuestras digestiones y metabolismo.

No obstante, y a pesar de sus múltiples beneficios, es mejor no abusar, porque en algunas personas puede producir acidez estomacal, diarrea y molestias gástricas.

Entrada relacionada:

7 ingredientes “estrella” para una Navidad sana.

Fuentes:

– Santiago Segura Mungía, Javier Torres Ripa. “Historia de las plantas en el mundo antiguo”. Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Universidad de Deusto. Bilbao-Madrid, 2009. ISBN: 978-84-00-08860-6-(CSIC)
– Joseph E. Pizzorno Jr., Michael T. Murray, Herb Joiner- Bey. “Manual de Medicina Natural”. Segunda edición. Elsevier España S.L. Barcelona, 2009. ISBN: 978-84-8086-466-4.
– James A. Duke, PH D. “La Farmacia Natural”. Ed. Rodale. 1998.

Imagen:

La imagen que ilustra esta entrada es una combinación de las siguientes:

ID: 65278094 (S)
g215 / 123RF Foto de archivo

ID: 8375091 (S)
Derechos de autor: snake3d / 123RF Foto de archivo

Aceite de oliva, una estrella en tus recetas de Navidad.

aceite de oliva

– Marina Muñoz Cervera –

El aceite de oliva es un ingrediente de «oro» en nuestras cocinas.

El definido por Homero como «oro líquido», es un elemento fundamental para recetas de guisos, asados, aliños, etc. y fue considerado por Hipócrates como un gran fármaco.

En la antigua Grecia, se utilizaba en los partos y, también, para ungir los cuerpos de los atletas, así como para elaborar cosméticos y medicamentos. Refiere la mitología, que la oliva o aceituna, fue sembrada por primera vez en la Olimpia de Heracles, el héroe griego nacido en Creta.

El olivo, fuente de este aceite tan preciado, era considerado un árbol sagrado por todas las civilizaciones egipcias. Y en un papiro que data del siglo XII a.C., nos cuentan que el Faraón Ramsés destinaba el aceite de un olivar de las cercanías de la ciudad de Heliópolis, para las lámparas del santuario del dios Ra.

En el antiguo Testamento, el aceite de oliva, mezclado con sustancias aromáticas, se utilizaba para consagrar sacerdotes y reyes, entendiéndose, por tanto, como un «aceite sagrado».

Vemos, por tanto, que su fama se remonta a mucho antes de nuestros días. Sin embargo, solo en los últimos tiempos ha pasado de ser un ingrediente común, a un «tesoro» para nuestras arterias.

El olivo, conocido botánicamente como «Olea europea sativa», procede de Asia Menor y, desde allí, se ha extendido a casi todo el mundo. Actualmente, se cultiva sobre todo en los países de la Cuenca Mediterránea y, también, en California (USA), Argentina, Australia y Nueva Zelanda.

España e Italia cubren casi el 65% de la producción mundial de aceite de oliva, seguidos por Grecia, Túnez y Turquía.

¿Qué contiene el aceite de oliva?

El aceite de oliva se compone de una «fracción saponificable» que representa el 98-99% y una «fracción insaponificable», que también se conoce como de «componentes menores».

La «fracción saponificable» está formada por triglicéridos y ácidos grasos libres. Estos últimos condicionan su acidez.

Su contenido en ácido oleico, ácido graso monoinsaturado, varía de un 60% a más de un 80%.

También contiene ácidos grasos saturados en una proporción del 13% y una pequeña cantidad de ácidos grasos poliinsaturados, linoleico y α-linolénico.

La «fracción insaponificable» contiene pequeñas cantidades de componentes, pero con mucha importancia nutricional por sus características antioxidantes, y son los siguientes:

– Compuestos fenólicos: la cantidad de polifenoles del aceite dependerá de la variedad de la aceituna de la que proceden, siendo la Picual, la que presenta mayor concentración.
– Tocoferoles (vitamina E).
– Hidrocarburos, como el escualeno con capacidad antioxidante.
– Beta-carotenos, son los precursores vegetales de la vitamina A.
– Fitoesteroles, que compiten con la absorción de colesterol.
– Alcoholes terpénicos, como el cicloartenol, que aumenta la excreción de los ácidos biliares, favoreciendo la eliminación del colesterol.

Además, el aceite de oliva contiene compuestos colorantes, como los pigmentos carotenoides, de gran capacidad antioxidante y compuestos aromáticos.

Beneficios para la salud.

Como hemos visto en su composición, este aceite está lleno de compuestos importantes que nos protegen frente a las enfermedades cardiovasculares. Pero, además:

– Protege la mucosa del estómago al disminuir la secreción de ácido gástrico.
– Prolonga el vaciamiento gástrico, evitando la absorción masiva de glucosa y, por tanto, la hiperglucemia.
– Es un laxante mecánico frente al estreñimiento.
– Aumenta la secreción de bilis, favoreciendo la eliminación de las grasas en exceso.
– En la piel, actúa como emoliente (suavizante y protector).
– Mejora la mineralización ósea en etapas de crecimiento, ya que favorece la absorción de calcio.
– Mejora los niveles del colesterol bueno (HDL) y disminuye el colesterol malo (LDL).
– Ayuda en el control de la hipertensión arterial.
– Protege frente a la arterioesclerosis y trombosis.

Las acciones mencionadas nos ayudan mucho en épocas navideñas, en las que los excesos alimentarios y la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares, son la norma cotidiana.

Por otra parte, este aceite por su contenido en ácido oleico, aguanta muy bien las altas temperaturas de cocción, evitándose las insalubres «grasas trans» que se forman al calentar los aceites vegetales ricos en grasas poliinsaturadas.

Tipos de aceites de oliva.

Existen distintos tipos de aceite de oliva, dependiendo de la forma de extracción:

– Aceite de oliva virgen:

Se obtienen a partir de la aceituna, por procedimiento mecánicos u otros procesos físicos, en unas condiciones que no alteran la composición del aceite.

Dentro de este tipo de aceite, a su vez hay 4 subtipos:

– Aceite de oliva virgen extra: Su acidez libre, expresada en ácido oleico, no supera el 0,8g/100g.
– Aceite de oliva virgen: Su acidez libre, expresada en ácido oleico, no supera los 2g/100g.
– Aceite de oliva lampante: Con una acidez mayor a 2g/100g, no es apto para consumo humano directo, tiene que ser refinado para su uso en la industrial alimentaria.

– Aceite de oliva refinado:

Se obtiene mediante el refinado de los aceites de oliva vírgenes, y su acidez libre, expresada en ácido oleico, no debe superar los 0,3/100g.

– Aceite de oliva:

Este aceite que no incluye apellido, se obtiene de la mezcla de aceites de oliva refinados con aceites de oliva vírgenes, y su acidez, expresada en ácido oleico, no puede superar el 1g/100.

– Aceite de orujo de oliva:

Este último aceite se obtiene del tratamiento con disolventes, del residuo sólido que se forma durante el prensado del aceite de oliva. Para ser comestible, debe ser refinado.

¿Cómo podemos utilizar el aceite de oliva en la cocina?

En realidad, este aceite sirve tanto para guisos, asados, salteados, rehogados, etc. así como para aliños en crudo de ensaladas. Sin embargo, hay algunas zonas del mundo en las que resulta económicamente caro; en estos últimos casos, podríamos utilizarlo para cocinar y emplear los aceites vegetales ricos en grasas poliinsaturadas como aliño, en crudo, de ensaladas.

El mayor problema que tiene el abuso del aceite de oliva es el número de calorías que contiene, ya que cada gramo de grasa nos aporta 9 calorías. Por tanto, una cucharada sopera de aceite nos aporta 90 calorías y su exceso puede conducirnos a sobrepeso.

Para terminar esta entrada, comentaros que el consumo de grasa es necesario dentro de una alimentación saludable, porque nos ayuda a absorber las vitaminas liposolubles, entre otras funciones. Podemos cambiar las grasas insalubres, como el exceso de saturadas, por las saludables del aceite de oliva en nuestras recetas de repostería. De esta forma, en vez de utilizar mantecas vegetales o animales, como la mantequilla, natas, queso muy cremosos, etc., podemos usar aceite de oliva, y nuestra salud nos lo agradecerá en las próximas fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Entrada relacionada:

7 ingredientes “estrella” para una Navidad sana.

Fuentes:

– Giosue Della Porta.”Todo sobre el Aceite de Oliva Extra Virgen”. Traducido por Marcela Gutiérrez Bravo. Balbecube Inc. 2015
– Ángel Gil. “Tratado de Nutrición” Tomo II. “Composición y Calidad Nutritiva de los Alimentos”. 2ª edición. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2010.
– Victor Manuel Rodíguez Rivera, Edurne Simón Magro. “Bases de la Alimentación Humana”. Editorial Netbiblo, S.L. La Coruña, 2008.

Imagen:

La imagen que ilustra esta entrada es una combinación de las siguientes:

http://condadodealmuza.com/wp-content/uploads/2015/03/aceite_de_oliva_3.jpg

ID: 8375091 (S)
Derechos de autor: snake3d / 123RF Foto de archivo

La canela, una estrella en tus postres navideños.

canela

La canela, molida o en rama, está llena de nutrientes y fibra.

Este conocido condimento, que hemos elegido como uno de los ingredientes estrella para Navidad, contiene muchas
sorpresas nutricionales.

Sigue leyendo

Algunas cifras sobre Diabetes.

diabetes

– Marina Muñoz Cervera –

La diabetes será la séptima causa de muerte en el 2030 ¿lo evitamos?

Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, como todos los años desde 1991. Esta fecha fue instaurada por la Federación Internacional de Diabetes y la OMS, para concienciar a la población, a nivel global, sobre las causas, complicaciones, consecuencias, tratamientos y prevención de la mencionada enfermedad.

Sigue leyendo

Cúrcuma, una estrella en Navidad ¿porqué?

cúrcuma

– Marina Muñoz Cervera –

La cúrcuma es un ingrediente básico de la cocina hindú.

Hemos seleccionado esta especia o condimento, como uno de los 7 ingredientes estrella para estas Navidades, por varias razones:

Sigue leyendo

7 ingredientes “estrella” para una Navidad sana.

Navidad sana

– Marina Muñoz Cervera –

Se acerca la Navidad y los ingredientes naturales nos ayudarán a mantener la salud.

Faltan menos de 2 meses para una festividad cuyo centro es la comida y que se organiza con mucha anticipación. La fiesta navideña, sumada al final de un año y comienzo del siguiente, da lugar a muchas celebraciones consecutivas, que realmente afectan a nuestra cotidianeidad alimentaria.

Sigue leyendo

El plomo y su toxicidad ¿conoces los síntomas?

plomo

– Marina Muñoz Cervera –

La OMS dedica esta semana a la prevención de la intoxicación por plomo por la OMS.

El plomo es un metal que existe de forma natural en la corteza terrestre, muy tóxico para nosotros.

Sigue leyendo

Acabar con la mala nutrición, un objetivo de la ONU.

mala nutrición

– Marina Muñoz Cervera –

El Decenio de Acción de la ONU tiene como objetivo impulsar los esfuerzos para mejorar la nutrición en el mundo.

La mala nutrición o malnutrición, según expresa el Dr. Francesco Branca, Director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS, en un comentario publicado por el Centro de Prensa de La OMS, se produce en una persona por las siguientes causas:

– Comer poco.
– Comer mucho.
– Consumir combinaciones equivocadas de alimentos.
– Ingerir alimentos con escaso con valor nutricional.
– Comer alimentos contaminados con patógenos.

Si comemos menos de lo que nuestro organismo necesita para vivir de un modo saludable, terminaremos con desnutrición, que puede conducir a la muerte.

Si comemos mucho, estamos abocados a padecer sobrepeso y obesidad, sobre todo cuando en nuestra alimentación predominan alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares. Ambas situaciones son de riesgo en el padecimiento de la diabetes, hipertensión, coronariopatías, accidentes cerebrovasculares, algunos cánceres, etc. Además la obesidad aumenta el riesgo de muerte súbita.

Si comemos alimentos vacíos de nutrientes, terminaremos enfermando porque nuestro organismo no dispondrá de todos los nutrientes que necesita para llevar a cabo sus funciones vitales.

Si los alimentos que ingerimos contienen bacterias, virus, mohos o parásitos, podemos sufrir diarreas y perdidas de peso peligrosas.

¿Qué es el Decenio de Acción de la ONU sobre la Nutrición?

La Organización de las Naciones Unidas, durante el período de tiempo comprendido entre los años 2016 y 2025, desempeñará un papel activo para reducir la malnutrición, en todas sus formas, en el mundo.

Este impulso que llevara a cabo el mencionado organismo, incluye las siguientes acciones:

– Transformar los sistemas alimentarios, es decir, la forma en que se producen, procesan y distribuyen los alimentos, para garantizar que todas las personas tengan acceso a alimentos nutritivos y dietas más saludables.
– Velar para que los sistemas de protección social reduzcan las desigualdades y den a las personas de todo el mundo acceso a dietas más saludables.
– Reforzar los sistemas de salud para que todas las personas accedan a los servicios esenciales de nutrición.
– Velar para que las mujeres reciban información sobre nutrición y por que las escuelas ofrezcan alimentos nutritivos a los niños.

La FAO y la OMS están liderando este esfuerzo, que contará, también con la colaboración del Programa Mundial de Alimentos, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y UNICEF.

¿Porqué existe la necesidad mundial de este Decenio de Acción?

El sistema alimentario mundial actual está establecido de una manera que fomenta la malnutrición. Las personas que decidimos comer de forma saludable, nos encontramos con una mercadotecnia que dificulta la adquisición de alimentos saludables, porque fomenta el consumo de productos ultraprocesados.

Las consecuencias de una desinformación al respecto y de dejarse llevar por la tendencia establecida socialmente en muchas partes del mundo, es responsable de la existencia de 1900 millones de adultos obesos en el mundo y 42 millones de niños con el mismo problema.

Por otro lado, aún existen en el mundo, 156 millones de niños menores de 5 años con retraso de crecimiento por desnutrición crónica grave, de los cuales, 50 millones, padecen desnutrición grave que puede llevarles a la muerte por falta de ingesta de alimentos debido, sobre todo, a la falta de información combinada con escasos recursos económicos.

Una de cada tres personas en el mundo actual padece algún tipo de malnutrición o malanutrición ¿estamos entre ellos?

Fuente:
Dr. Francesco Branca, Director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS, y
Anna Lartey, Directora de la División de Nutrición de la FAO. “Poner fin a todas las formas de malnutrición: un decenio de oportunidades”. Comentario. Centro de Prensa OMS. 20 de septiembre de 2016.
http://www.who.int/mediacentre/commentaries/ending-malnutrition-opportunity/es/

Imagen:
http://www.solvit.com.co/attachments/Image/Sin-titulo-3.png?template=generic

Acción mundial para reducir el consumo de bebidas azucaradas.

bebidas azucaradas

– Marina Muñoz Cervera –

Las bebidas azucaradas, tanto gaseosas como zumos de frutas envasados, contienen azúcares libres en exceso.

La OMS, en un comunicado de prensa publicado el 11 de octubre de 2016, anunció la necesidad de aplicar un impuesto sobre las bebidas azucaradas con objeto de disminuir su consumo a nivel mundial.

Sigue leyendo

Enfermedades cardiovasculares ¿conoces sus síntomas?

enfermedades cardiovasculares

– Marina Muñoz Cervera –

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) cuentan entre sus factores de riesgo al sobrepeso y la obesidad.

Este grupo de enfermedades fomentadas, en gran medida, por malos hábitos alimenticios siguen siendo la primera causa de muerte en todo el mundo. Y las tres cuartas partes de las defunciones debidas a las mismas, se dan en países de ingresos medios y bajos.

Sigue leyendo