Archivo de la etiqueta: toxicidad

El aceite de palma y su problemática.

aceite de palma

– Marina Muñoz Cervera –

El aceite de palma es un aceite vegetal que se utiliza como aditivo en alimentos industriales.

En los últimos tiempos, este aceite empleado por la industria alimentaria debido a su bajo precio y su aparente «carencia» de efectos secundarios para la salud, ha sido considerado un aditivo peligroso.

En el etiquetado nutricional de los alimentos encontramos con mucha frecuencia aceites vegetales, como ingredientes, sin más especificación. El aceite de palma es uno de los más comunes.

Este aceite ha pasado de ser considerado nutricionalmente adecuado, a potencial cancerígeno y promotor del síndrome metabólico.

Galletas, pastas, precocinados, snacks y un largo etcétera de productos industriales contienen aceite de palma en su composición.

¿Qué peligros para la salud conlleva el consumo de aceite de palma?

Si nuestra alimentación es saludable, predominantemente natural y equilibrada, el consumo de 1 producto que contenga aceite de palma no nos produce ningún efecto, ya que nuestro organismo es capaz de compensar. Sin embargo, la inclusión de varios productos que lo contengan, aumenta nuestro nivel de ingesta, hasta el punto de que agoten nuestros mecanismos de compensación y podemos enfermar.

El aceite de palma es muy rico en grasas saturadas, pero el peligro para la salud humana, no solo radica en la presencia de estas grasas, que en exceso aumentan nuestro riesgo cardiovascular. El tratamiento industrial del aceite de palma, en concreto su refinamiento, conlleva el calentamiento a temperaturas iguales o superiores a 200 ºC, para eliminar su color rojo natural y neutralizar su olor.

Ya en Francia, a finales de 2012 y a propuesta de un Senador, se inició una campaña contra este aceite, con la idea de gravar los productos que lo contuviesen. Sin embargo, la enmienda presentada por el político fue desestimada. Este hecho causó una gran polémica entre los países productores del aceite de palma, que contrarrestaron todos los argumentos presentados por los franceses.

Los contaminantes responsables del riesgo para la salud humana de este aceite son los ésteres glicidílicos de ácidos grasos, 3-monocloropropanodiol (3-MCPD), 2-monocloropropanodiol (2-MCPD) y sus ésteres de ácidos grasos.

La EFSA, Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria, publica en mayo de 2016, que el mayor peligro para la salud está en los consumidores que hayan consumido más de tres años margarinas y pasteles, entre otros productos que lo contienen en abundancia. La EFSA propone, en su artículo, más estudios para evaluación de riesgos e indica que existen suficientes evidencias de que los contaminantes del aceite de palma, mencionados, tienen potenciales genotóxicos y cancerígenos.

En noviembre de 2016, la JECFA, Comité de Expertos sobre Aditivos Alimentarios y Contaminantes de la OMS y FAO, evaluó los riesgos de los contaminantes del aceite de palma refinado. Sin embargo, sus resultados fueron divergentes, en especial para el 3-monocloropropanodiol (3-MCPD). Se ha iniciado una nueva consulta que terminará a finales del presente año.

¿Qué podemos hacer nosotros para prevenir?

Es importante tener claro que el aceite de palma natural, sin refinar, no es dañino para la salud, excepto si se consume en grandes cantidades, por su riqueza en grasas saturadas. De hecho, ha sido considerado durante mucho tiempo como una grasa beneficiosa, en las cantidades adecuadas. Sin embargo, no sucede lo mismo con el aceite de palma sometido a refinamiento industrial, que se incluye en los productos industriales.

Aún cuando hayamos consumido ya mucha cantidad de productos con aceite de palma, si nuestra alimentación cambia hacia una orientación saludable y lo más natural posible, nuestro organismo sería capaz de compensar o de mejorar su situación metabólica.

Como muchos productos industriales no indican expresamente la presencia de este aceite, la única forma que tenemos de prevenir es reduciendo el consumo de productos que contengan aceites o grasas vegetales, sin especificar.

1 o 2 productos ultraprocesados al día puede no hacernos daño, siempre y cuando nuestro entorno alimentario sea saludable y equilibrado.

Fuentes:

– EFSA. European Food Safety Authority. “Process contaminants in vegetable oils and foods”. 3 de mayo de 2016.

– Alain Riva, Patrice Levang. “La Palma de la controversia: La palma aceitera y los desafíos del desarrollo”. Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR). Bogor, Indonesia, 2014.

Imagen:

http://static3.viviendosanos.com/wp-content/uploads/2017/02/productos-y-alimentos-que-llevan-aceite-de-palma-600×400.jpg

¿Quienes evalúan la seguridad de los aditivos alimentarios?

aditivos
– Marina Muñoz Cervera –

Todos los aditivos contenidos en los productos alimentarios deben ser evaluados de forma rigurosa.

Ante el elevado de consumo de alimentos y bebidas comerciales que contienen aditivos alimentarios, nos preocupan los riesgos para nuestra salud y vamos a conocer cuáles son los organismos encargados de establecer que las sustancias nutricionalmente superfluas, que se adicionan a los alimentos para su mejor conservación, palatabilidad, textura, etc., son «inocuas».

Sigue leyendo

No más cafeína para estar más despiertos.

cafeína

– Marina Muñoz Cervera –

La cafeína en exceso es peligrosa para la salud.

En los últimos tiempos, se han descubierto muchos efectos beneficiosos de este alcaloide natural, de consumo común, que es la cafeína. Sin embargo, es importante saber que su exceso es muy arriesgado para la salud.

Sigue leyendo

¿Qué hacemos con los alimentos chamuscados?

alimento chamuscado

– Marina Muñoz Cervera –

Entre el dorado de los alimentos y el chamuscado o carbonizado media una corta y tóxica distancia.

Seguramente nos ha pasado alguna vez al poner a tostar pan, que nos hemos pasado en el tiempo y sale medio carbonizado, también que hemos frito o asado las patatas o la carne en exceso y el resultado es que se ha formado una capa de color marrón oscuro o negro.
Sigue leyendo

Magnesio, deficiencia y toxicidad.

deficiencia de magnesio

– Marina Muñoz Cervera –

Es raro que nos falte este mineral, pero si existe carencia, los síntomas están relacionados con todas sus importantes funciones.

Los trastornos alimentarios como la anorexia, la falta de ingestión de alimentos por escasez de los mismos, etc. pueden ser causa, hoy en día, de carencia de magnesio, normalmente asociada a otros micronutrientes.

Los alimentos aislados no nos aportan grandes cantidades de magnesio y es del conjunto de los mismos de donde obtenemos la cantidad, que necesitamos a diario, de este macromineral.

Sigue leyendo

El fósforo, deficiencia y toxicidad.

falta de energia

– Marina Muñoz Cervera –

El fósforo es necesario para nuestra vida, sin fosfato perdemos energía y nuestros huesos y músculos están débiles.

Este mineral se encuentra en muchos alimentos, incluidos los procesados y bebidas comerciales (en forma de fosfato), por eso no es frecuente su carencia.

Deficiencia de fósforo:

La rara carencia de este mineral puede presentarse en casos de delgadez extrema o emaciación, es decir, en desnutrición por falta de ingestión de alimentos, ya sea la causa por carencia de los mismos o por un trastorno alimentario como la anorexia nerviosa. También puede darse en ancianos con malnutrición.
Sigue leyendo

Vitamina B6 ¿qué pasa si nos falta o sobra?

vitamina b6

– Marina Muñoz Cervera –

La vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble que se encuentra presente en muchos alimentos.

Es esencial para que funcionen correctamente las enzimas del organismo y para la formación anticuerpos necesarios para defendernos de enfermedades infecciosas, entre otras importantes funciones.

No es una vitamina muy estable y se pierde mucho con la cocción de los alimentos, congelación, refinado de los cereales, etc. Si además de todo ello, padecemos alguna enfermedad o estamos en una situación de aumento de demandas como puede ser el estrés, podríamos sufrir una carencia de esta vitamina, entre otras.

Una forma activa de esta vitamina, la piridoxina, se consume en forma de suplementos y su uso prolongado o desmedido puede dar problemas de toxicidad y/o interferencias con algunos medicamentos que estemos tomando en ese momento.

Vamos a conocer ambos extremos.
Sigue leyendo

Deficiencia y toxicidad de Riboflavina o Vitamina B2.

chica cerrando los ojos

– Marina Muñoz Cervera –

Ni una sola célula de nuestro organismo podría subsistir sin riboflavina, ya que esta vitamina es fundamental en el metabolismo para la liberación de energía en el interior de la célula. Su papel es clave en la conversión de todos los macronutrientes en formas más sencillas que el organismo pueda utilizar como fuentes de energía. También es fundamental para el cuerpo utilice la vitamina B1 o tiamina y la niacina.

Errores sencillos en el tratamiento de nuestros alimentos pueden conllevar una pérdida de riboflavina. Ya sabemos que es muy sensible a la luz solar, así una exposición de 3 horas y media al sol o a una lámpara potente pueden destruir el 70% de esta vitamina. Otros alimentos como el pan y el queso cuando se exponen durante mucho tiempo a la luz sufren la agresión de los radicales libres, activada por la luz ultravioleta, lo cual destruye la molécula de esta vitamina.

Deficiencia de vitamina B2:

El déficit de riboflavina puede estar provocado por:

– Escaso aporte con la alimentación.
– Problemas de malabsorción intestinal.
– Infecciones fuertes y crónicas.
– Alcoholismo.
– Estrés físico y/o emocional.
– Tratamiento con antibióticos e ingesta prolongada de anticonceptivos orales.

Los síntomas que produce son los siguientes:

– Queilitis (grietas en las comisuras de la boca), glositis (enrojecimiento e inflamación de la lengua), estomatitis angular.
– Sensación de arenilla bajo los párpados.
– Ojos fatigados, enrojecidos con sensación de ardor.
– Hipersensibilidad a la luz.
– Labios agrietados.
– Descamaciones cutáneas en nariz, frente y orejas.
– Caída del cabello
– Temblores en las extremidades.
– Vértigo.
– Pérdida de la capacidad de concentración.
– Trastornos del sueño.
– Neuropatías, demencia.
– Calambres.
– Hepatopatías.
– Diarrea.
– Alteraciones del sistema inmunológico.
– Depresión e histeria en casos severos.

La deficiencia de vitamina B2 también afecta al metabolismo del hierro y ocasiona anemia hipocrómica en fases avanzadas.
Es bastante usual que haya un déficit combinado de vitaminas, es decir, de varias al mismo tiempo.

Toxicidad por vitamina B2

Existe poca información sobre la toxicidad por esta vitamina, pero dosis altas durante prolongados períodos de tiempo pueden interferir en el metabolismo de la vitamina B1 y vitamina B6.
Describe la literatura que en ratas de experimentación, su exceso puede dar lugar a anuria (pérdida de la emisión de orina) y azotemia.

Enlaces relacionados:

Las mejores fuentes de Riboflavina o Vitamina B2.
¿Para qué sirve la Riboflavina o Vitamina B2?
Hacia un equilibrio en la alimentación.
Las Vitaminas y sus peculiares características.

Fuentes:
– Marco Chover, Antonio. “Medicina Ortomolecular”. ECU Editorial Club Universitario. San Vicente (Alicante, España), 2011.

– Oberbeil, Klaus. 2Vitaminas para su salud”. Ediciones Robinbook, S.L. Barcelona, 2004.

– Biesalski; Grimm. “Nutrición Texto y Atlas”. Editorial Médica Panamericana, S.A. Madrid 2009.

– Dr. Arthur J. Roberts, Dra. Mary E. O’Brien, Genel Subak-Sharpe. “Enciclopedia de la Medicina Ortomolecular. Nutracéuticos”. Robinbook, S.L. Barcelona, 2003.

– Mariano Illera Martín, Josefina Illera del Portal, Juan Carlos Illera del Portal. “Vitaminas y Minerales”. Editorial Complutense, S.A. Madrid, 2000.

Imagen:
http://www.atusaludenlinea.com/Salud/Noticias/Noticia-Principal/Sintomas-que-evidencian-deficit-de-vitaminas.aspx

Deficiencia y exceso de Vitamina C.

falta de vitamina C

– Marina Muñoz Cervera –

La mayoría de las especies animales pueden sintetizar vitamina C a partir de la glucosa, pero nosotros no podemos producirla, por ello, nos vemos obligados a consumirla con la alimentación.

Es una vitamina hidrosoluble (soluble en agua) y las cantidades sobrantes que consumimos, se eliminan por orina, por ello, es necesario el suministro continuo de la misma.

Se conocen dos formas:

– Ácido ascórbico: forma reducida de la molécula, es la que tiene mayor poder vitamínico.

– Ácido dehidroascórbico: forma oxidada, tiene muy poco poder vitamínico y es la que consumimos en forma de aditivos alimentarios.

Deficiencia de Vitamina C

Puede producirse deficiencia de esta vitamina cuando aumentan nuestras necesidades vitales, por ejemplo en los siguientes casos:

– Enfermedades gastrointestinales: regímenes alimentarios para úlceras, diarreas.
– Embarazo y lactancia.
– Tiroxosicosis.
– Enfermedades inflamatorias agudas y crónicas.
– Cirugía y quemaduras.
– Estrés por frío o calor.

O bien, cuando ingerimos poca cantidad de alimentos ricos en Vitamina C.

Los signos y síntomas de su deficiencia son:

– Anemia.
– Encías sangrantes.
– Disminución de la capacidad para combatir infecciones.
– Disminución de la tasa de cicatrización de las heridas.
– Resequedad y formación de mechones por el cabello separados.
– Tendencia a la formación de hematomas.
– Gingivitis (inflamación de las encías)
– Sangrados nasales.
– Posible aumento de peso debido al metabolismo lento.
– Piel áspera, reseca y descamativa.
– Dolor e inflamación de las articulaciones.
– Debilitamiento del esmalte de los dientes.

Por todos es conocido el Escorbuto como enfermedad carencial grave de esta vitamina que, hoy en día, suele darse en desnutridos y ancianos. Esta antigua patología se reconoció por primera vez en los siglos XV y XVI como una enfermedad grave de los marinos en viajes largos por mar pues no tenían acceso a alimentos frescos incluyendo frutas ni verduras, pero la relación entre la misma y el consumo de cítricos se descubrió en el siglo XX. En los largos viajes en barco que se realizaban a principios de siglo, los marineros ingleses, llamados “limoneros” sabían que debían consumir limones a diario para no padecer escorbuto. Zilva en 1923 aisló una sustancia en el jugo del limón que prevenía esta enfermedad y más tarde, Szentz-Gyorgyi aisló la vitamina C del tejido suprarrenal, de las naranjas y la col, llamándola Ácido hexurónico.

En el escorbuto las paredes de los capilares carecen de solidez y se vuelven frágiles, sangran y dan lugar a hemorragias en distintos lugares del cuerpo. Así, una persona que tenga los siguientes síntomas: cansancio y debilidad, encías inflamadas que sangran fácilmente, hemorragias en la piel y en otros lugares como en la orina, heces, uñas, demora en la cicatrización de las heridas y anemia, aunque no parezca muy gravemente enfermo puede fallecer de repente por insuficiencia cardiaca.

El Escorbuto infantil o Enfermedad de Barlow suele darse en niños entre 2 y 12 meses de edad que son alimentados con biberón y leches procesadas de baja calidad, debido a que el calor destruye la vitamina C al procesar la leche,; las leches de buena calidad tienen suplementada la vitamina para evitar su carencia.

Exceso de Vitamina C

No es muy común que se den síntomas por exceso de esta vitamina porque como ya sabemos no se acumula en el organismo y la eliminamos por orina, sin embargo, dosis mayores a 2000 mg/día, pueden producir:

– Malestar estomacal.

– Diarrea.

– Disminución de la eficacia de algunos medicamentos por el aumento de la diuresis.

– Uno de los compuestos que se crean con la oxidación de esta vitamina es el oxalato que forma oxalato cálcico; cuando este compuesto insoluble se deposita en los tejidos blandos, como por ejemplo, el riñón, puede dar lugar cálculos renales.

– Alteración de la flora intestinal.

Aumento exagerado de la absorción del hierro que puede dar lugar a un excesivo acúmulo de este mineral.

Enlaces relacionados:

Las mejores fuentes de Vitamina C.
¿Para qué es necesaria la Vitamina C?
Las Vitaminas y sus peculiares características.
Hacia un equilibrio en la alimentación.

Fuentes:

– Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Décima edición española. Elsevier, S.A. Madrid 2003.
– María del Carmen López, Herminia López, Mª Fátima Olea. Las Vitaminas. Monografía de “Toxicología Alimentaria”. Díaz de Santos. Madrid, 2012.
– Vitamina C. University of Maryland. Medical Center.
http://umm.edu/health/medical/spanishency/articles/vitamina-c
– Michael C. Latham. “Nutrición humana en el mundo en desarrollo”. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Colección FAO: Alimentación y nutrición N° 29. Roma 2002.
– News medical. “Efectos secundarios de la Vitamina C”
http://www.news-medical.net/health/Vitamin-C-Side-Effects-(Spanish).aspx

Imagen:
http://www.plenitudfisica.com/2012/08/higiene-dental-importancia-de-la-nutricion.html

Deficiencia y exceso de Vitamina K.

sangrado nasal

– Marina Muñoz Cervera –

La vitamina K es esencial.

Participa en el metabolismo de varias proteínas óseas y en el proceso de coagulación de la sangre.

Deficiencia de Vitamina K:

El déficit de esta vitamina no es común en condiciones de normalidad porque existe en muchos alimentos en forma de Filoquinona (Vitamina K1) y hay un cierto grado de producción endógena gracias a nuestra flora intestinal cuyas bacterias producen Menaquinona (Vitamina K2). Sin embargo, determinadas situaciones pueden desencadenarla, como:

– Tratamientos con antibióticos que puede alterar la flora e impedir su producción interna, sobre todo del grupo de las cefalosporinas.

– Tratamientos con anticoagulantes, anticonvulsivos, salicilatos y dosis masivas de Vitamina A o E.

– Procesos patológicos que afecten a la digestión de las grasas, como ocurre con otras vitaminas liposolubles.

– En el caso de personas con una ingesta dietética marginal si experimentan traumatismos, cirugía extensa o nutrición parenteral con o sin tratamiento de antibióticos.

– Hepatopatías.

¿Cómo se manifiesta la deficiencia?

El síntoma fundamental es el sangrado si la causa es una ingesta dietética insuficiente o si se trata de una antagonismo de la vitamina K por fármacos. Se presenta normalmente en forma de:

– Equimosis (sangre extravasada debajo de la piel intacta).

– Epistaxis (sangrado nasal).

– Otras hemorragias en mucosas.

– Hemorragia gastrointestinal.

– Menorragia (hemorragia durante el período menstrual anormalmente prolongada o intensa).

– Hematuria (sangre en orina).

En los recién nacidos el aporte nutricional de Vitamina K no está asegurado por las siguientes causas:

1- Por la escasa cantidad de lípidos que les llega a través de la placenta.

2- El hígado está algo inmaduro para la síntesis de protrombina (factor de coagulación).

3- La leche materna es pobre es Vitamina K.

4.- El intestino de los recién nacidos es estéril durante los primeros días de vida, es decir, no contiene las bacterias propias de la flora intestinal.

Por todo ello, no es infrecuente un síndrome llamado Enfermedad Hemorrágica del Recién Nacido, que ocurre entre el 1ª y 7ª día de vida y se manifiesta por hemorragia cutánea, gastrointestinal, intratorácica y en el peor de los casos intracraneal. También se da la llamada Enfermedad Hemorrágica Tardía que tiene los mismo síntomas, pero ocurre de 1 a 3 meses después del parto.

Otra de las manifestaciones de su deficiencia es la osteoporosis, los huesos se tornan frágiles.

Exceso de Vitamina K.

La Filoquinona (Vitamina K1) presente en los alimentos vegetales no es tóxica a dosis 500 veces mayor a las recomendaciones diarias. No ocurre lo mismo con un precursor de esta vitamina llamado Menadiona, es un compuesto sintético que se utiliza como fuente de Vitamina K en la mayoría de los alimentos comerciales animales, también es liposoluble y aunque en las dosis utilizadas en industria alimentaria no manifiesta toxicidad, si la produce cuando se administra para paliar la deficiencia de Vitamina K y puede dar lugar a:

– Anemia hemolítica.
– Hiperbilirrubinemia.
– Kernicterus en los lactantes (complicación neurológica debida a un exceso de bilirrubina en los neonatos).

Si nuestra alimentación es equilibrada mantenemos la integridad de nuestra flora intestinal y al mismo completamos nuestras necesidades de esta vitamina con el aporte alimentario.

Enlaces relacionados:

Las mejores fuentes de Vitamina K.
¿Para qué sirve la Vitamina K?
Las Vitaminas y sus peculiares características.
Hacia un equilibrio en la alimentación.

Fuentes:

– Mark H. Beers, M.D.; Robert Berkow, M.D. Manual Merck. Décima edición española. Elsevier, S.A. Madrid 2003.
– Riella Martins. Nutrición y Riñón. Editorial Panamericana de la Salud. Buenos Aires, 2004.
– C. Vázquez, A.I. de Cos, C. López Nomdedeu. Alimentación y Nutrición.Manual Teórico-Práctico. 2ª Ed. Ediciones Díaz de Santos. Madrid, 2005.
– Remington. Farmacia. omo II. 20ª Ed. Editorial Médica Panamericana, S.A. Madrid, 2003.
– Publicación científica nº 565. Conocimientos actuales sobre nutrición. 7ª Ed. International Life Sciences Institute. Editores: Ekhard E. Ziegler, L. J. Filer. Washington, D.C. OPS, 1997.
– Biesalski; Grimm. “Nutrición Texto y Atlas”. Editorial Médica Panamericana, S.A. Madrid 2009.

Imagen:

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2565