Archivo de la etiqueta: adolescentes

Problemática actual de la obesidad en niños y adolescentes.

anuncios infantiles

– Marina Muñoz Cervera –

La obesidad en niños y adolescentes sigue aumentando, según la OMS.

En el año 2022, la obesidad en los niños y adolescentes, de 5 a 19 años de edad, será más frecuente que la insuficiencia ponderal (retraso en el crecimiento).

Sigue leyendo

Anuncios

¿Cómo podemos comer para tener salud?

comer

– Marina Muñoz Cervera –

La alimentación debe ajustarse a los requerimientos de cada etapa de la vida.

Antes de plantearnos qué tipo de alimentos debemos consumir y las cantidades necesarias, debemos incluirnos en el grupo etario que nos corresponde, porque nuestro organismo tiene diferentes demandas, dependiendo de la edad que tengamos en el momento concreto.

Sigue leyendo

La malnutrición en la adolescencia.

adolescentes

– Marina Muñoz Cervera –

La alimentación en la adolescencia juega un papel crucial en el desarrollo hacia la edad adulta.

«Casi dos tercios de las muertes prematuras y un tercio de la carga de morbilidad que suceden en los adultos se atribuyen a enfermedades y/o comportamientos que comenzaron en su juventud». Así se expresa la OMS en una nota descriptiva publicada en agosto del año 2011.

Sigue leyendo

La obesidad infantil es un problema social, según la OMS.

niño obeso

– Marina Muñoz Cervera –

La obesidad infantil es uno de los problemas más graves de salud pública del siglo XXI.

Hoy, 13 de enero de 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publica un artículo en su sección sobre «Obesidad Infantil» en el que explica «porqué» los niños y adolescentes se vuelven obesos.
Sigue leyendo

Excesos de la comida rápida.

comida rápida

– Marina Muñoz Cervera –

Un interesante estudio llevado a cabo en Argentina por la Fundación Daat: inteligencia en el tratamiento de la obesidad y diabetes (1) (2) nos refiere las consecuencias de la comida rápida en niños y adolescentes. Esta investigación, detallada en ilustrativas cifras, nos indica por qué la comida rápida convencional es una transgresión alimenticia.

Os resumo el contenido que se ha publicado en La Capital.com.ar: Expertos alertan sobre el daño que causa a los chicos la comida rápida (1):

Escogieron un menú constituido por hamburguesas, patatas fritas y una bebida gaseosa además de dos salsas y lo compararon con los requerimientos y recomendaciones nutricionales diarias de los muchachos de 11 a 18 años.

El informe elaborado, que lleva por título: “Fast food y obesidad: una alternativa equivalente”, expresa lo siguiente:

– Aporta un 103,5 % de sal, lo equivalente para un día entero.
– Un 60,2 % de grasas, de la cuales, un 24,1 % son del tipo saturadas, las más relacionadas con las enfermedades cardiovasculares.
– Aporta un 45,9 % de calorías en una sola comida, cuando esta cifra debería ser del 20 al 30% del requerimiento energético diario.

También concluyen que este menú equivale a 2,5 comidas e indican que, en un mes, se consumen 18 comidas extras y en un año 216 comidas de más; estas cifras suponen un total de 68.832 calorías de más y en cuanto al contenido, supone un extra de 129.600 miligramos de sodio o 324 gramos de sal de mesa y 2,5 kilos de grasas en exceso.

Los objetivos de la Fundación Daat son, entre otros, “impulsar un cambio nutricional, reducir las complicaciones cardiovasculares, diabetes tipo 2, obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, trastornos renales y otras dolencias, para generar a largo plazo una población con mejor calidad de vida” (1).

También hacen un estudio sobre el gasto económico que genera. Los que estéis interesados en el tema podéis leer la noticia completa en el siguiente enlace: Expertos alertan sobre el daño que causa a los chicos la comida rápida

Los números hablan por sí solos y demuestran el exceso que supone este tipo de alimentos en un día y en el tiempo.

Fuentes:

(1) Capital.com.ar
http://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/Expertos-alertan-sobre-el-dao-que-causa-a-los-chicos-la-comida-rapida-20120723-0008.html

(2) Fundación Daat
http://www.fundaciondaat.com.ar/

Imagen:

http://www.muminai.com/blog/wp-content/uploads/comida-rapida.jpg

Los adolescentes que comen mejor engordan menos.

– Marina Muñoz Cervera –

Hace un rato, se ha publicado un artículo  en Yahoo Noticias, que describe un estudio realizado por científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y publicado en el “Journal of Adolescent Health”. Me parece muy importante porque nos cuenta que los adolescentes que llevan a cabo cuatro comidas al día, incluyendo un buen desayuno y que comen a una velocidad adecuada, tienen menos grasa, aún sin hacer deporte, que los que no lo hacen.

Saltarse las comidas, no es sinónimo de adelgazar, más bien por el contrario, desequilibra el metabolismo y favorece el acúmulo de grasas que el propio organismo produce ante la necesidad de obtener la energía necesaria para los procesos vitales. Tampoco es sinónimo de adelgazar comer más deprisa porque si no se mastican  bien los alimentos, los trozos de comida pasan al intestino sin digerir y no se absorben los nutrientes, lo que nos coloca en la situación descrita anteriormente.

También establece el estudio, cómo debe ser la alimentación en la edad de la adolescencia, época en la que se está sometido a un crecimiento constante y por ello a una mayor demanda de nutrientes equilibrados por parte del organismo.

Y paso a copiarles el interesantísimo artículo:

Un estudio español muestra que los jóvenes que hacen al día más de cuatro comidas están más delgados

Madrid, 19 (Europa Press)

Científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), aseguran que ciertos hábitos saludables como comer cuatro veces al día o a una velocidad adecuada presentan una menor cantidad de grasa corporal, con independencia del deporte que practiquen.

Así se desprende del trabajo publicado en el ‘Journal of Adolescent Health’, para el que midieron los niveles de grasa (a través de la suma de seis pliegues cutáneos y el perímetro abdominal) y la actividad física de un total de 1.978 adolescentes (1.017 chicas) de entre 13 y 18 años procedentes de Granada, Madrid, Murcia, Santander y Zaragoza.

El objetivo, según ha explicado la doctora Sonia Gómez Martínez, autora del trabajo e investigadora en el departamento de Metabolismo y Nutrición del ICTAN, era “dilucidar cuál es el efecto sobre la obesidad de los hábitos dietéticos es necesario estudiarlos en conjunto con otros hábitos de vida como la actividad física”.

De este modo, observaron que los chicos medían y pesaban más, además de poseer un mayor perímetro de la cintura y comer más rápido durante las comidas. Sin embargo, han añadido, la grasa acumulada era menor en ellos.

Asimismo, los autores observaron como la influencia benéfica que el consumo del desayuno diario tiene sobre la obesidad puede ser especialmente relevante en los adolescentes varones que no practican ninguna actividad física, ya que los que se saltaban esta comida mostraban los valores de grasa corporal más altos.

“Con los resultados obtenidos se ha demostrado que una de cada cuatro chicas y uno de cada tres chicos españoles tienen sobrepeso o son obesos”, afirma Gómez Martínez en declaraciones al Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

Sin embargo, solo el 18,5 por ciento de los chicos no practicaba ningún tipo de deporte, frente al 48,5 por ciento de las chicas.

NECESIDADES NUTRICIONALES DE LOS ADOLESCENTES

La maduración sexual y el aumento de talla y peso son las características que marcan las necesidades nutricionales de los adolescentes, que durante esta etapa aumentan aproximadamente el 20 por ciento de la altura que tendrán como adulto y el 50 por ciento de su masa muscular y ósea.

Estos procesos requieren una elevada cantidad de energía y nutrientes, de ahí que la alimentación deba estar diseñada para cubrir el gasto que se origina. Durante la adolescencia, son tres los minerales que tienen especial importancia: el calcio, el hierro y el zinc.

Mientras que el calcio es fundamental en el crecimiento de la masa ósea, el hierro interviene en el desarrollo de tejidos hemáticos (los glóbulos rojos) y del tejido muscular, y el zinc en el desarrollo de la masa ósea y muscular. También está relacionado con crecimiento del cabello y uñas.

Por ello, entre las recomendaciones diarias para la alimentación de los adolescentes está el tomar tres o cuatro tazas de leche o yogur para aportar calcio, vitamina D y riboflavina; cinco o más raciones de frutas o verduras; dos porciones de alimentos proteínicos magros; de seis a once porciones de cereales, pasta, arroz y patata; y pequeñas cantidades de alimentos ricos en grasa y en azúcar.

Fuente:

http://es.noticias.yahoo.com/estudio-español-muestra-jóvenes-día-cuatro-comidas-delgados-151510693.html

Imagenes: http://www.nutricion.pro/wp-content/uploads/2008/04/menu-dieta-adolescentes.jpg

http://p2.trrsf.com/image/get?src=http%3A%2F%2Fvgn-live-mia.terra.com%2Fwebimg%2FEEUU%2FImagenes%2FVida+y+Estilo%2F87%2F73%2FDF%2Fdv168066a20120312041119.jpg&o=s&w=619&h=464