Archivo de la categoría: Una mala alimentación y sus consecuencias.

Problemática actual de la obesidad en niños y adolescentes.

anuncios infantiles

– Marina Muñoz Cervera –

La obesidad en niños y adolescentes sigue aumentando, según la OMS.

En el año 2022, la obesidad en los niños y adolescentes, de 5 a 19 años de edad, será más frecuente que la insuficiencia ponderal (retraso en el crecimiento).

Según la OMS, la comercialización, las políticas alimentarias y los precios de los alimentos son factores que explican el aumento de esta patología en el anterior rango de edades.

A pesar de las recomendaciones de este organismo internacional, de modificar los factores del entorno que aumentan la obesidad en los niños y jóvenes, reduciendo el consumo de alimentos muy elaborados de bajo coste, con alto contenido calórico y escaso valor nutricional, las tendencias previsibles son poco alentadoras.

En los países en desarrollo, hay chicos/as que pasan del bajo peso al sobrepeso, adquiriendo hábitos de consumo asociados al sedentarismo que les dejarán secuelas para toda su vida.

La cifra de 11 millones de obesos entre los 5 a 19 años de edad contabilizados en el año 1975, pasó a 124 millones en 2016.

Los alimentos industriales encaminados a la población infanto-juvenil se han convertido en atractivos reclamos para los niños, con nombres sugerentes, sabores tentadores y precios económicos, de tal forma que a las familias, aunque intenten implantar una alimentación saludable, les resulta difícil competir con los mencionados productos.

Los niños entran a las tiendas sabiendo qué productos quieren, cómo se llaman, qué color les gusta más y cuáles son los más satisfactorios para ellos, desde el punto de vista del sabor.

En algunos países se comercializan a tan bajo precio, que resulta más sencillo «alimentar» a un niño con comestibles envasados que con comida casera.

Desde leches chocolatadas a zumos envasados diversos, bajo la falsa etiqueta de saludables, hasta todo tipo de golosinas que contienen de todo menos nutrientes, son las ofertas diarias que encuentran los chicos cuando salen a la calle.

En cuanto a los jóvenes, que siguen disfrutando de los anteriores productos mencionados, también encuentran bebidas de todo tipo a su alcance, que menoscaban su estado nutricional y le transforman en consumidores habituales de productos comerciales.

Y no solo en la calle, tanto en la televisión como en internet, los productos dirigidos al público infanto-juvenil están a la orden del día.

¿Qué zonas del mundo son las más afectadas?

El estudio revisado por la OMS y publicado en la revista The Lancet, refiere que en el año 2016, el IMC (Índice de Masa Corporal) más alto corresponde a niños y jóvenes de Polinesia, Micronesia y de la región central de América Latina (en mujeres), mientras que en Europa se observó un aumento menos acusado.

Asia Oriental, países de habla inglesa de ingresos altos (USA, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido), Oriente Medio y Norte de África, fueron las regiones del mundo en las que más aumentó la obesidad en el período de tiempo estudiado (1975-2016).

Consecuencias de la obesidad en niños y adolescentes para su salud.

El consumo de alimentos con alto contenido calórico y pobres en nutrientes, sumado a una actitud sedentaria, basado en el uso continuado de pantallas diversas que animan a los a chicos a no moverse, condiciona su salud presente y futura.

La hipertensión y el colesterol elevado han dejado de ser problemas asociados solamente a la edad adulta, para extenderse a la población infanto-juvenil.

Patologías, como la diabetes y cáncer, entre otras enfermedades no transmisibles, pueden ser las consecuencias directas del mencionado estilo de vida.

Tanto la obesidad como la insuficiencia ponderal son estados de malnutrición que menoscaban la salud. Una alimentación saludable unida a la práctica regular de ejercicio físico son las mejores herramientas de prevención de esta patología.

Entrada relacionada:

¿Qué significa estar malnutrido/a?

Fuente:

Organización Mundial de la Salud. OMS. “La obesidad entre los niños y los adolescentes se ha multiplicado por 10 en los cuatro últimos decenios”. Comunicado de prensa. 11 de octubre de 2017. Londres.

Imagen:

http://i.bssl.es/elbloginfantil/2017/01/anuncios-de-comida-basura.jpg

Anuncios

Situación mundial de la malnutrición en 2016.

malnutrición

– Marina Muñoz Cervera –

Las distintas formas de malnutrición siguen siendo un motivo de preocupación mundial.

El sobrepeso en niños está aumentando en todas las regiones del mundo, mientras que la desnutrición aguda y crónica afecta sobre todo a Asia y África.

Sigue leyendo

La malnutrición, un riesgo grave para la salud.

malnutrición

– Marina Muñoz Cervera –

Una mala nutrición conduce al menoscabo de nuestro funcionamiento orgánico.

La malnutrición es una consecuencia directa de la forma en que nos alimentamos. Una alimentación excesiva, en base alimentos muy calóricos y desequilibrados en nutrientes, conduce a sobrepeso y obesidad, entre otros problemas de salud graves; mientras que la carencia de alimentos, ya sea por problemas de origen psicológico (anorexia nerviosa) y/o sociales (pobreza extrema), conduce a desnutrición y, en casos graves, a emaciación (delgadez extrema).

Sigue leyendo

La doble carga de la malnutrición y sus causas.

doble carga de malnutrición

– Marina Muñoz Cervera –

En muchos países, la desnutrición convive junto al sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles.

La doble carga de malnutrición se caracteriza por la coexistencia de desnutrición (incluyendo la delgadez extrema, retraso en el crecimiento y carencias de micronutrientes importantes) con el sobrepeso, obesidad y enfermedades no transmisibles de causa alimentaria.

Sigue leyendo

Las enfermedades no transmisibles y sus causas.

enfermedades no transmisibles

– Marina Muñoz Cervera –

También conocidas como «crónicas», las enfermedades no transmisibles matan a 40 millones de personas cada año.

Este grupo de enfermedades no se contagian de persona a persona o a través de vectores, a diferencia de las patologías infecciosas. Y representan la causa de defunción más importante en el mundo, ya que superan el 63% del total de muerte anuales por distintas causas.

Sigue leyendo

Enfermedades cardiovasculares ¿conoces sus síntomas?

enfermedades cardiovasculares

– Marina Muñoz Cervera –

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) cuentan entre sus factores de riesgo al sobrepeso y la obesidad.

Este grupo de enfermedades fomentadas, en gran medida, por malos hábitos alimenticios siguen siendo la primera causa de muerte en todo el mundo. Y las tres cuartas partes de las defunciones debidas a las mismas, se dan en países de ingresos medios y bajos.

Sigue leyendo

Los hábitos sanos en la prevención del Alzheimer.

Alzheimer

– Marina Muñoz Cervera –

El Mal de Alzheimer se está convirtiendo en la plaga del siglo XXI.

El 21 de septiembre se celebró en el mundo entero el Día del Alzheimer, una enfermedad progresiva que actualmente es la causa principal de demencia (60-70%).

Sigue leyendo

Tendencia mundial del consumo de “ultraprocesados”.

ultraprocesados

– Marina Muñoz Cervera –

Toneladas de productos «ultraprocesados» se venden por todo el mundo.

En el año 2013 se vendieron 471.476 kilotoneladas (más de 471 millones de toneladas) de productos ultraprocesados en el mundo entero.

Sigue leyendo

La malnutrición en la adolescencia.

adolescentes

– Marina Muñoz Cervera –

La alimentación en la adolescencia juega un papel crucial en el desarrollo hacia la edad adulta.

«Casi dos tercios de las muertes prematuras y un tercio de la carga de morbilidad que suceden en los adultos se atribuyen a enfermedades y/o comportamientos que comenzaron en su juventud». Así se expresa la OMS en una nota descriptiva publicada en agosto del año 2011.

Sigue leyendo

Hepatitis A, una virosis de transmisión alimentaria.

hepatitis A

– Marina Muñoz Cervera –

La hepatitis A es una enfermedad viral que se transmite principalmente por vía feco-oral.

Esta hepatitis es causa de epidemias en el mundo entero, aunque también puede producirse de forma esporádica. Las epidemias causadas por el virus de la hepatitis A, un microorganismo resistente y que suele persistir en el medio, pueden suceder de forma explosiva, como la ocurrida en Shangai en el año 1988, que ocasionó la muerte de 300.000 personas(OMS).

Sigue leyendo