¿Cuántos alimentos con aditivos tienes en tu casa?

aditivos

– Marina Muñoz Cervera –

Los fabricantes están obligados a indicar entre los ingredientes, la clase funcional que describa mejor los aditivos que contiene el producto.

Los aditivos, que utiliza la tecnología alimentaria, cumplen distintas funciones que deberíamos conocer, para saber qué estamos comiendo y porqué.

El Codex Alimentarius dispone de una base de datos online de su norma general para los aditivos alimentarios (GSFA), y en la misma podemos consultar los códigos de los aditivos, así como sus clases funcionales y subclases (funciones tecnológicas).

Antes de entrar de lleno en el tema, recordaros que los aditivos son sustancias superfluas que nuestro organismo no necesita para funcionar y pueden entorpecer sus funciones metabólicas. Es recomendable, desde el punto de vista nutricional, consumir la mínima cantidad posible diaria de productos comerciales que los contengan. No todos tenemos la misma tolerancia a este tipo de sustancias, ni todos tenemos un estado de salud estándar. Pero si nos alimentamos, de forma básica, con alimentos naturales, como legumbres, verduras, frutas, carnes, pescados, huevos, cereales integrales, etc. toleraremos mejor la presencia de algún producto con aditivos en nuestro organismo.

Os animo a comprobar cuántos alimentos y bebidas tenéis en vuestras casas que indiquen en su etiqueta de información nutricional la presencia de aditivos. Su mención debe estar presente de cualquiera de las formas siguientes:

– El nombre del aditivo y su papel funcional en el producto.
– Un número o código y su papel funcional en el producto.

¿Cuáles son las funciones de los aditivos alimentarios?

La GSFA del Codex describe una «Clase funcional», que debe figurar en la etiqueta del alimento o bebida y una «Subclase», que se refiere a la función tecnológica de la sustancia. En ocasiones, coinciden ambos términos, pero no siempre.

En cualquiera de los productos comerciales que consumimos diariamente encontraremos una o varias de los siguientes sustancias:

1.- Acentuadores del sabor, que aumentan el perfume y el sabor del alimento. Subclases: acentuadores de aroma, aromatizantes sinergistas.

2.- Agentes de glaseado, que confieren un aspecto brillante al producto al aplicarlos sobre la superficie del mismo o lo revisten de una capa protectora. Subclases: agentes de abrillantado, agentes de acabado en superficie, agentes de glaseado, agentes de revestimiento, agentes formadores de películas, agentes sellantes.

3.- Agentes de retención de color, que estabilizan, retienen o aumentan el color de un alimento. Subclases: agentes de retención de color, complementos del color, estabilizadores del color, fijadores del color.

4.- Agentes de tratamiento de las harinas, que se agregan a las harinas para mejorar la cocción o su aspecto. Subclases: blanqueadores, acondicionadores de masa, mejoradores de harina.

5.- Agentes endurecedores, que imprimen firmeza a los tejidos de las frutas y hortalizas envasadas y actúan junto con los agentes gelificantes, que veremos más adelante, para producir o mantener un gel. Subclase: endurecedores.

6.- Agentes gelificantes, que dan textura a los alimentos mediante la formación de un gel. Subclase: agentes gelificantes.

7.- Antiaglutinantes, que disminuyen la tendencia a conglomerarse de las partículas de los alimentos. Subclases: Agentes anti-aglutinantes, agentes antiadherentes, agentes de sacado, agentes de empolvo.

8.- Antiespumantes, que evitan o disminuyen la formación de espumas en el producto. Subclase: agentes antiespumantes, reductores de espuma.

9.- Antioxidantes, que aumentan el tiempo de conservación del alimento, protegiéndolo de la oxidación. Subclases: antioxidantes, antipardeamiento, sinérgicos de antioxidantes.

10.- Colorantes, que confieren o restituyen el color de un alimento. Subclases: colorantes, colorantes de superficie, pigmentos de coloración y decoloración.

11.- Decolorantes, que sirven para decolorar un alimento y no contienen pigmentos. Subclase: blanqueadores.

12.- Edulcorantes, que confieren al alimento un sabor dulce y son distintas al azúcar. Subclases: edulcorantes, edulcorantes intensos, edulcorantes masivos.

13.- Emulsionantes, que permiten una emulsión homogénea de dos o más fases de un alimento. Subclases: agentes dispersantes, agentes enturbiadores, agentes tensioactivos, correctores de la densidad, emulsionantes, establizadores de una suspensión, inhibidor de la cristalización, plastificantes.

14.- Espesantes, que aumentan la viscosidad de los alimentos. Subclases: agentes texturizadores, agentes de soporte, aglutinantes, espesantes, sinergista espesante.

15.- Espumantes, que permiten el mantenimiento o la formación de una fase gaseosa en un alimento líquido o sólido. Subclases: agentes de batido, agentes de aireación, agentes espumantes.

16.- Estabilizadores, que permiten el mantenimiento de una dispersión uniforme de dos o más sustancias no miscibles (no pueden mezclarse en condiciones naturales) de un alimento. Subclases: aglutinantes, establizadores, estabilizadores coloidales, estabilizadores de espuma, estabilizadores de emulsión, sinergistas estabilizadores.

17.- Gases de envasado, que protegen al alimento de la oxidación, descomposición, etc. y se introducen en el envase del producto antes, durante o después del llenado. Subclases: gases de envasado.

18.- Gasificantes, que introducen dioxido de carbono en el alimento. Subclase: gasificantes.

19.- Humectantes, que evitan la desecación del alimento. Subclases: agentes de retención de agua/humedad, agentes humectantes, humectantes.

20.- Incrementadores del volumen, que aumentan el volumen del alimento sin contribuir a su valor energético y sin ser agua o aire. Subclases: agentes de relleno, incrementadores de volumen.

21.- Leudantes, que liberan gas y aumentan el volumen de una masa o rebozo. Suclase: gasificantes.

22.- Propulsores, que expulsan el alimento del recipiente. Subclase: propulsores.

23.- Reguladores de la acidez, que modifican o controlan la acidez o alcalinidad de un alimento. Subclases: acidificantes, soluciones reguladoras, agentes reguladores, ácidos, bases, álcalis, agentes de regulación de pH.

24.- Sales emulsionantes, que reordenan las proteínas de los alimentos elaborados para prevenir la separación de la grasa. Subclases: sales de mezcla, sales emulsionantes, sinergista de sal emulsionante.

25.- Secuestrantes, que controlan la disponibilidad de un catión. Subclase: secuestrantes.

26.- Sustancias conservadoras, que protegen el deterioro de los alimentos por la acción de los microorganismos, permitiendo una mayor y más prolongada conservación del mismo. Subclases: conservadores antimicrobianos, agentes micóticos, agentes fungistáticos, gentes inhibidores de mohos y hongos filamentosos, agentes de control de bacteriófagos, sinergistas antimicrobianos, sustancias conservadoras.

27.- Sustancias inertes, que facilitan la manipulación, la aplicación o el uso de un aditivo alimentario. Subclases: agentes encapsuladores, diluyentes de otros aditivos alimentarios, disolventes inertes, sustancias inertes, sustancias inertes portadoras de nutrientes.

Todas las anteriores sustancias son el producto de un gran progreso tecnológico, ya que suponen importantes avances en el manejo industrial de los alimentos y han permitido y permiten que dispongamos de productos almacenados por largos períodos de tiempo, muy atractivos y con sabores y aromas sofisticados. Sin embargo, nosotros como consumidores, debemos saber que todo ese progreso ha sido diseñado para nuestra satisfacción y para que compremos más productos.

No obstante, no dejamos de reconocer su utilidad en momentos de necesidad, siempre y cuando no formen parte de nuestra alimentación básica cotidiana.

En sucesivas entradas, conoceremos más de cerca las sustancias incluidas en los mencionados grupos funcionales.

Fuente:

– Codex Alimentarius. “GSFA online”. Actualizado hasta la 39ª Reunión de la Comisión del Codex Alimentarius 2016.

Entradas relacionadas:

¿Cómo sabemos si un producto contiene aditivos?

Imagen:

http://www.natursan.net/wp-content/tipos-aditivos.jpg

Anuncios

Una respuesta a “¿Cuántos alimentos con aditivos tienes en tu casa?

  1. Pingback: ¿Cuántos alimentos con aditivos tienes en tu casa? – apserranoblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s