La nutrición en los adolescentes de 11 a 17 años.

adolescentes

– Marina Muñoz Cervera –

La adolescencia es la mejor época para fortalecer los hábitos alimenticios saludables.

Los hábitos alimenticios se van desarrollando durante la infancia y este desarrollo continúa en la adolescencia, de forma más intensa, ya que los chicos comienzan a tomar decisiones que determinarán su futuro.

Los adolescentes comienzan a ser independientes, tienen sus propios gustos, a pesar de que se decantan por modas tendenciales, que no siempre son saludables.

En esta etapa de la vida, comienzan a existir diferencias fisiológicas entre chicos y chicas, y ello determina que sus necesidades nutriciones también sean algo distintas.

¿Qué necesitan los adolescentes de ambos sexos?

Los chicos y chicas necesitan altas ingestas de calorías, vitaminas y minerales, con especial atención a su aporte de vitamina A, C y D, hierro y calcio.

Es importante que los adolescentes seleccionen cuidadosamente sus alimentos, en base a sus características nutricionales, es decir, independientemente de la publicidad, modas o tendencias, su alimentación tiene la función básica de atender a sus requerimientos vitales.

En esta etapa de desarrollo y rápido crecimiento, las demandas de nutrientes son muy altas, y de la implantación de un correcto equilibrio alimentario dependerá su salud, evolución en sus estudios y en su propia vida, tan importante en esta etapa porque la toma de decisiones influyen en su futuro y presente.

Algunos adolescentes se ven obligados a ayudar a sus familias, ya sea en el terreno laboral o en los hogares, además de continuar con su rutina estudiantil. Si aumentan su gasto energético, como consecuencia de lo anteriormente mencionado, deberán aumentar su ingesta calórica de forma proporcional.

En esta edad, es necesario comer diariamente alimentos variados, que incluyan granos integrales, muchas frutas y verduras, alimentos ricos en proteínas (carnes, pescados, legumbres, huevos), productos lácteos, frutos secos, etc., así como evitar la ingesta excesiva de alimentos ricos en grasas y azúcares.

Los adolescentes deben mantener su peso, sin grasas de depósito. El sobrepeso en la adolescencia es un grave problema para su vida presente y futura. El ejercicio físico y una alimentación equilibrada les ayudará a mantenerse activos.

Los productos ultraprocesados, incluyendo bebidas ricas en azúcares, deberían ser de consumo esporádico, siendo el agua pura la bebida de elección para permitir que su organismo lleve a cabo todos los procesos metabólicos necesarios en esta etapa.

Si los chicos no cubren sus demandas nutritivas y calóricas o bien, lo hacen con alimentos ultraprocesados, poco nutritivos y muy calóricos, se reducirá su actividad y, a la larga, se verá dañada su salud, de una u otra forma.

La nutrición de las chicas.

En este período crítico, las mujeres están desarrollando su cuerpo para asegurar su salud y un futuro reproductivo.

Las chicas adolescentes deben entrar en su período de adultez con una buena base nutritiva para poder hacer frente a las demandas de su propia vida.

En esta etapa se consolida el sistema óseo, pero si la alimentación es deficiente, los huesos pueden debilitarse en el futuro, como consecuencia de los embarazos. La consecuencia posterior de una escasa ingesta de los nutrientes adecuados para los huesos en esta fase, es una adultez avanzada con huesos frágiles y quebradizos (osteoporosis).

La menstruación determina pérdidas de hierro, que tiene que suplirse con alimentos ricos en este mineral a lo largo de todo el ciclo, y no solo los días anteriores o posteriores a la regla. La falta de hierro conduce a anemia.

La nutrición de los chicos:

La velocidad de crecimiento de los adolescentes varones es más rápida que la de las mujeres. La mayor parte de su peso y músculos se logran durante la adolescencia. De ahí que los chicos puedan necesitar más calorías que las chicas, sobre todo si su actividad física es intensa.

Aunque los jóvenes masculinos no tienen menstruación, el crecimiento de los tejidos y el aumento del volumen sanguíneo, también incrementa sus demandas de hierro.

De la misma forma, el rápido desarrollo de su sistema óseo, reclamará un aporte continuo de calcio que debe procurarse a través de alimentos ricos en este mineral.

Vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas de alto valor, grasas saludables y carbohidratos, en la cantidad adecuada, son los pilares de un desarrollo, que atenderá todas las necesidades de un etapa de la vida determinante para el futuro.

En esta entrada, hemos visto la parte 4 de la lección 6 (tema 3) del curso de la FAO Alimentarnos bien para estar sanos, que estamos incluyendo dentro de la categoría Lecciones de alimentación sana de este blog.

Entradas relacionadas:

Alimentación y nutrición en la adolescencia.
La malnutrición en la adolescencia.

Fuente:

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). “Alimentarse bien para estar sanos”. Depósito de documentos de la FAO. Roma, 2013. ISBN 978-92-5-107610-1.

Imagen:

http://necesitodetodos.org/wp-content/uploads/2013/08/comiendo.jpg

3 Respuestas a “La nutrición en los adolescentes de 11 a 17 años.

  1. Pingback: La nutrición en los adolescentes de 11 a 17 años. | apserranoblog

  2. Pingback: La nutrición en los adolescentes de 11 a 17 años. — Consejo Nutricional | Cocina Con Anna

  3. Pingback: La nutrición en los adolescentes de 11 a 17 años. | Salud & Belleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s