Los rasgos de la malnutrición.

malnutrición
– Marina Muñoz Cervera –

Si nos desviamos de nuestras necesidades nutricionales, tanto por exceso como por defecto, sufrimos malnutrición.

La malnutrición, por tanto, es un estado nutricional deficiente, unas veces, por sobreingesta de alimentos, otras, por escasez de los mismos.

Para poder comprender mejor las necesidades de nuestro organismo respecto de nutrientes, es importante conocer qué ocurre cuando lo privamos de los mismos o bien, lo saturamos, sometiéndolo a una sobrecarga.

Muchas enfermedades, derivadas de una nutrición deficiente, son causa de invalidez y muerte.

Consecuencias de la malnutrición.

De forma básica, podemos estructurar los problemas derivados de la malnutrición, en tres grandes grupos:

1.- Desnutrición.

2.- Carencias de micronutrientes.

3.- Sobrepeso u obesidad.

Desnutrición.

Cuando la alimentación es deficiente, poco variada y pobre en los micronutrientes esenciales, como vitaminas o minerales, e insuficiente en macronutrientes energéticos (grasas o carbohidratos) o estructurales (proteínas), se produce desnutrición.

Si un estado nutricional precario se combina con enfermedades infecciosas, aumentan mucho los problemas de salud, y se dificultan las posibilidades de curación.

La cifra de personas, que en el mundo, no reciben la cantidad de nutrientes adecuadas, se acerca a los 1000 millones. De las cuales, 200 millones, son niños. Si la desnutrición afecta a las primeras etapas de la vida, aumentan las posibilidades de padecimiento de enfermedades posteriores, como enfermedades cardíacas, diabetes tipo II, hipertensión, etc.

Las personas desnutridas no pueden llevar una vida sana, activa y productiva.

Carencias de micronutrientes.

Si una alimentación, aunque sea aparentemente abundante, no proporciona la cantidad suficiente de vitaminas y minerales esenciales, puede provocar serias enfermedades, daño permanente e incluso la muerte.

Podemos consumir las calorías que necesitamos, pero si nuestra comida no es variada y equilibrada, nos estaremos malnutriendo.

Algunos de los principales problemas derivados de la falta de micronutrientes son la anemia, el retraso mental en niños, ceguera, bocio, alteraciones en las funciones reproductivas, entre otras.

Sobrepeso y obesidad.

El sobrepeso es consecuencia de la excesiva ingesta de alimentos, produciéndose un desequilibrio entre la energía consumida y la necesaria, siendo el resultado una acumulación de grasa en el organismo.

La obesidad es un extremo del sobrepeso, teniendo como consecuencias la discapacidad, muerte prematura, entre otros muchos problemas de salud.

En algunas sociedades, el sobrepeso y la obesidad están culturalmente aceptadas, e incluso promovidas; en otras, son rechazadas. Tanto en un caso como en otro, los problemas son graves. En el caso de sufrir rechazo social, las personas tienen baja autoestima, problemas de salud mental, y arriesgan su salud, al seguir dietas nutricionalmente inadecuadas, con objeto de reducir su peso.

Más de 1000 millones de personas en el mundo tienen sobrepeso y, 300 millones, obesidad.

Hemos visto, de forma muy esquemática, cuáles son las principales consecuencias de la malnutrición. Un estado de desequilibrio y/o carencial daña nuestro organismo, de forma temporal o permanente.

Esta entrada, es la segunda incluida dentro de la categoría Lecciones de alimentación sana , y corresponde a la Lección 3 del tema 1 del curso de la FAO: Alimentarnos bien para estar sanos. Debido a su longitud, en sucesivas entradas, profundizaremos en cada una de sus partes.

Y, para terminar, comentaros, que normalmente la desnutrición se da en situaciones de pobreza o escasez de recursos, pero también se produce por desconocimiento, o por trastornos alimentarios de origen emocional, como la anorexia nerviosa, la evitación o restricción de alimentos, en personas que siguen dietas restrictivas, etc. De la misma forma, la sobrenutrición puede estar causada por un trastorno alimentario como la Bulimia u otros.

Fuente:

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). “Alimentarse bien para estar sanos”. Depósito de documentos de la FAO. Roma, 2013. ISBN 978-92-5-107610-1.

Imagen:

http://biologia.cubaeduca.cu/medias/interactividades/digestivo/res/Malnutricion%20greve.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s