¿Qué hacemos con los huevos en Navidad?

navidad sana

– Marina Muñoz Cervera –

Los huevos nos aportan proteínas de alto valor biológico y, sin excedernos, pueden formar parte de nuestros menús navideños.

Tradicionalmente, los huevos se preparan como entrante o aperitivo, sobre todo, cocidos y rellenos. Sin embargo, nos aportan proteínas, es decir, son del mismo grupo que las carnes, pescados y legumbres.

Por otra parte, el huevo es un ingrediente de masas, pasteles, tortas y postres caseros, y también de carnes picadas o molidas, que se utilizan para elaborar albóndigas, hamburguesas, etc.

En Navidad podemos comernos 3, 4 o 5 huevos al día, sin darnos cuenta, y eso supone un serio riesgo para nuestra salud. Los días festivos son muy seguidos, y no da tiempo a que nuestro organismo se recupere de los excesos.

Si imaginamos un menú tipo, que consta de huevos rellenos como entrante, una carne asada de plato fuerte, y un postre, hecho con crema que contiene huevo; somos muy buenos comensales y comemos 4 piezas de huevo, un buen trozo de carne y repetimos postre, porque estaba delicioso; nos hemos comido más de 1000 mg de colesterol en una sola comida.

Si, además, tomamos un trozo de bizcocho casero a media tarde, que también contiene huevo, superamos con creces esa cantidad.

Los huevos son decorativos y fáciles de comer. Además de versátiles, porque también podemos utilizarlos como adorno para nuestro árbol o para crear las figuritas de un belén. Sin embargo,  son muchas las preparaciones culinarias que los contienen y es conveniente tenerlo en cuenta.

Entrante, plato fuerte o postre.

Si queremos tener una Navidad sana y no sufrir las consecuencias de unos excesos, que son muy difíciles y lentas de reparar, tenemos que elegir, es decir, si comemos huevos como entrante, no deberíamos incluirlos en el plato fuerte o en el postre.

De la misma forma, si desayunamos huevos, no deberíamos consumir este alimento a lo largo del día.

Huevos como entrante:

Si decidimos comenzar nuestra comida o cena con huevos rellenos, por ejemplo, debemos procurar lo siguiente:

– Buscar recetas de huevos, que contengan hortalizas y verduras, para que puedan contrarrestar un poco las grasas del huevo y nos aporten fibra.
– Eliminar este alimento de los demás platos del menú, o bien, ser muy cautos y solo picar un poco del entrante.
– No utilizar mayonesa con huevo, como ingrediente, podemos preparar esta salsa con leches vegetales, como la de soya.

Os dejo una receta de huevos rellenos sin mayonesa: Huevos rellenos a mi estilo.

Huevos como plato principal.

El aporte proteico de este alimento, permite utilizarlo como plato fuerte, resulta barato y es muy completo y nutritivo, siempre y cuando tengamos en cuenta su aporte de colesterol en el conjunto del menú:

– Evitar las mezclas de huevos con otros alimentos que contengan colesterol, como chorizos, morcillas y otras chacinas.
– No utilizar huevos en entrantes y postres, o bien consumir una pequeña cantidad.
– Si preparamos albóndigas o redondos de carne molida o picada, ligados con huevo, debemos saber que ambos ingredientes contienen colesterol.

Os dejo un enlace de una receta saludable que contiene huevos y puede ser un plato fuerte: Crema de judías con patatas al horno y huevo poché.

Huevos como postre.

Es mejor evitarlos en lo posible, los postres tienen la función de ayudarnos a digerir el resto de los alimentos que hemos consumido y, si los sobrecargamos con grasas, esa función se dificulta.

No obstante, podemos utilizar las claras del huevo, que son mucho más ligeras, y eliminar las yemas.

Os dejo el enlace de un postre, que contiene solo la clara de huevo: Mouse de pera.

En la siguiente entrada veremos algunos ejemplos de postres digestivos y saludables.

Casi todos nos excedemos en la comida durante las fiestas, pero si no cuidamos algunos puntos concretos, como los alimentos muy ricos en colesterol, así como los sobrecargados en grasas saturadas, azúcares y sal, podemos terminar las fiestas de un modo muy distinto a como las comenzamos. El colesterol es necesario, pero su exceso dificulta la circulación, aumenta mucho el riesgo cardiovascular, porque se deposita en nuestras arterias.

El huevo es alimento muy nutritivo, pero no se recomienda en una cantidad superior a 5 o 7 a la semana, y la cantidad máxima no repercute sobre nuestra salud, si el entorno de nuestra alimentación es saludable. Es decir, si comemos un huevo al día, pero además consumimos alimentos ricos en grasa, estaremos entorpeciendo nuestro metabolismo.

Entradas relacionadas:

Navidad sana, ideas para cocinar legumbres.
Navidad sana, ideas para cocinar pescados.
Navidad sana, ideas para cocinar carnes.
Navidad sana, ideas para cocinar pavo.
Navidad sana, ideas para entrantes.

Imagen:

http://www.torange-es.com/photo/8/13/Tres-oro-huevos-en-Pascua-1300799669_92.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s