Año Internacional de las legumbres, 2016.

legumbres

Las legumbres secas son saludables para nosotros y para el medio ambiente.

El año 2016 se dedicará a las legumbres, según decidió la FAO en su 68º período de sesiones.

Esta decisión fue aprobada en una Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 20 de diciembre de 2013, e incluyen dentro de este grupo de alimentos solo a los cultivados para grano seco, quedando excluidas los cultivos cosechados verdes para alimentos (guisantes verdes, judías verdes), los utilizados principalmente para la extracción de aceite (soja, maní) y los utilizados exclusivamente para fines de siembra (semillas de trébol y alfalfa).

El año pasado fue dedicado por la ONU a la agricultura familiar y, el presente, a los suelos; el próximo pretende ser un año de difusión y concienciación sobre unos alimentos, que además de ser beneficiosos nutricionalmente hablando, también lo son como fertilizantes por su aporte de nitrógeno a las tierras de cultivo.

¿Qué alimentos se consideran legumbres?

Aunque la familia de las leguminosas es mucho más amplia, la FAO incluye dentro del concepto «legumbres» solamente a la leguminosas que se cultivan para obtener semillas secas.

Son ejemplos de las mismas:

– Todas las variedades de lentejas.
– Garbanzos.
– Todas las variedades de frijoles: alubias, habas de Lima, frijolillos.
– Habas.
– Caupí o frijol de careta o frijol chino.
– Guandules o frijoles de palo.

La soja ha sido excluida de la lista de legumbres aunque pertenece a las leguminosas, por su contenido medio en grasa que determina que se utilice en gran medida para la fabricación de aceites.

La importancia del cultivo de las legumbres.

Son considerados cultivos beneficiosos y pueden ayudar a mitigar los efectos del cambio climático por las siguientes razones:

1.- Para la salud:

– Están llenos de nutrientes.
– Son ricas en proteínas y constituyen un aporte proteico básico en aquellos lugares donde la carne y la leche no son física y/o económicamente accesibles.
– Son bajas en grasa y ricas en fibra soluble que puede ayudar a reducir el colesterol y ayudar a controlar la glucosa en sangre.
– Ayudan a combatir la obesidad.

2.-Para el ecosistema:

– Es un cultivo importante para los agricultores porque pueden consumirlas y también venderlas.
– Mejoran la seguridad de los campesinos por la posibilidad de «comer y vender» y su cultivo genera estabilidad económica.
– Mejoran la fertilidad del suelo, por sus propiedades fijadoras de nitrógeno y porque en algunos casos liberan fósforo.
– Aumentan la productividad de la tierra de cultivo.
– Pueden contribuir a la mitigación del cambio climático, reduciendo la dependencia a los fertilizantes químicos. Durante la fabricación de los mencionados fertilizantes se liberan gases de efecto invernadero.
– Contribuyen a la biodiversidad agrícola y del suelo si los agricultores utilizan cultivos intercalados y de cobertura, manteniendo a raya las plagas y enfermedades nocivas.

Sus beneficios nutricionales.

La legumbres secas nos aportan proteínas y energía, por su riqueza en almidones, pero además son ricas en minerales, vitaminas, fibra y antioxidantes, cuya cantidad dependerá mucho de la forma en que las cocinemos y del tipo de legumbre.

La proteína de las legumbres aunque es abundante, es deficitaria en algunos aminoácidos, como la lisina y la metionina, por eso es necesaria combinar estos alimentos con hortalizas (tomate, pimiento, cebolla, etc.) y cereales (arroz, trigo, maíz, etc.) o algún tubérculo como la patata, para que la combinación de todos los aminoácidos nos de proteínas de alto valor biológico.

Su consumo se asocia con una reducción del riesgo cardiovascular, de diabetes, entre otras patologías. Es necesario además de consumir proteínas de origen animal, incluir en nuestra alimentación proteínas de origen vegetal y aunque muchos alimentos nos las aportan como los frutos secos, la soja, las judías verdes, los guisantes frescos, las habas frescas, etc. las leguminosas secas son necesarias dentro de una alimentación saludable.

En algunos países del mundo se comen legumbres todos los días, bien cocidas, como los frijoles en muchas zonas de América del Sur, en forma de humus (pasta de garbanzos), etc.

La recomendación mínima es de un consumo de legumbres dos veces a la semana, sin embargo, podríamos aumentar esta cantidad, recurriendo a preparados como el humus, cociéndolas y guardándolas congeladas para utilizarlas formando parte de ensaladas, en forma de hamburguesas, albóndigas, etc.

Entradas relacionadas:

Sobre el remojo de las legumbres secas.
Las legumbres dentro de los grupos de alimentos.
¿Legumbres a diario? Sus beneficios.

Fuentes:

– FAO. 2016 Año Internacional de las Legumbres.
http://www.fao.org/pulses-2016/about/es/
– ONU. “Resolución aprobada por la Asamblea General el 20 de diciembre de 2013”. A/RES/68/231. 7 de febrero de 2014.

Imagen:

El logo del Año Internacional de las Legumbres que ilustra esta entrada ha sido descargado de la web de la FAO desde el siguiente enlace:
http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/pulses-2016/logos/Symbol_High.jpg

Una respuesta a “Año Internacional de las legumbres, 2016.

  1. Pingback: Año Internacional de las legumbres, 2016. | apserranoblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s