Hambre en el mundo 2015.

subalimentación crónica
– Marina Muñoz Cervera –

El hambre es sinónimo de subalimentación crónica, según la FAO.

Hoy, 27 de mayo de 2015, la FAO ha publicado el «Estado de Inseguridad Alimentaria en el mundo 2015»,  es un informe anual que pretende sensibilizar al mundo sobre los problemas globales relacionados con el hambre.

En el mismo, incluye un glosario de términos que es importante diferenciar:

– Inseguridad alimentaria:
Es la situación que se produce cuando las personas carecen de acceso seguro a una cantidad de alimentos inocuos y nutritivos suficiente para el crecimiento y desarrollo normales así como para llevar una vida activa y sana.

– Seguridad alimentaria:
Es la situación que se da cuando todas las personas tienen, en todo momento, acceso físico, social y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana.

– Hambre:
Se define como sinónimo de subalimentación crónica.
En el informe correspondiente al año 2014, se consideraba el concepto de subnutrición o hambre crónica, sin embargo este año, la FAO ha cambiado la definición.

– Malnutrición:
Estado fisiológico anormal debido a un consumo insuficiente, desequilibrado o excesivo de macronutrientes o micronutrientes. La malnutrición incluye la desnutrición y la hipernutrición así como las carencias de micronutrientes.

– Desnutrición:
Es el resultado de la subalimentación, o de absorción y/o uso biológico deficientes de los nutrientes consumidos como resultado de repetidas enfermedades infecciosas. Comprende la insuficiencia ponderal en relación con la edad, la estatura demasiado baja para la edad (retraso del crecimiento), la delgadez peligrosa en relación con la estatura (emaciación) y el déficit de vitaminas y minerales (malnutrición por carencia de micronutrientes).

– Subalimentación:
Es el estado, con una duración de al menos un año, de incapacidad para adquirir alimentos suficientes, que se define como un nivel de ingesta de alimentos insuficiente para satisfacer las necesidades de energía alimentaria.

La única diferencia en los conceptos en este año 2015, radica en el criterio sobre el hambre y en la inclusión de la definición de subalimentación.

Puntos importantes.

En el informe correspondiente al presente año 2015, la FAO destaca lo siguiente:

– Hay unos 795 millones de personas subalimentadas en el mundo, es decir, 167 millones menos que hace un decenio y 216 millones menos que en 1990-92.

– En las regiones en desarrollo en su conjunto, la proporción de personas subalimentadas en la población total ha disminuido del 23,3 % en 1990-92 al 12,9 %.

– Un total de 72 países en desarrollo de 129, o sea, más de la mitad de los países objeto de seguimiento, han alcanzado la meta 1 de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), relativa al hambre.

– Un total de 72 países en desarrollo de 129, o sea, más de la mitad de los países objeto de seguimiento, han alcanzado la meta 1 de los ODM, relativa al hambre.

– El crecimiento económico es un factor clave del éxito en la reducción de la subalimentación, pero tiene que ser inclusivo y ofrecer oportunidades para mejorar los medios de vida de la población pobre.

– Los sistemas de protección social han sido decisivos con vistas a promover la realización de progresos hacia la consecución de las metas del ODM relativas al hambre y la pobreza en diversos países en desarrollo.

– En muchos países que no han logrado alcanzar los objetivos internacionales relativos al hambre, las catástrofes naturales y las provocadas por el hombre o la inestabilidad política, se han traducido en crisis prolongadas que han conllevado una mayor vulnerabilidad e inseguridad alimentaria de gran parte de la población.

En el informe 2015 no se incluyen los países, zonas y territorios sobre los cuales no se disponía de datos suficientes o fiables para llevar a cabo la evaluación, como: Andorra, Anguila, Antillas Neerlandesas, Aruba, Bahrein, Bhután, Burundi, Comoras, Dominica, Eritrea, Groenlandia, Guadalupe, Guam, Guinea Ecuatorial, Guyana Francesa, Islas Caimán, Islas Cantón y Enderbury, Islas Cocos (Keeling), Islas Cook, Isla Christmas, Islas Feroe, Atolón Johnston, Islas Marshall, Islas Marianas septentrionales, Islas Midway, Isla Norfolk, Islas Pitcairn, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes (EE.UU.), Isla Wake, Islas Wallis y Futuna, Libia, Liechtenstein, Martinica, Micronesia (Estados Federados de), Mónaco, Nauru, Niue, Nueva Caledonia, Palau, Papua Nueva Guinea, Polinesia Francesa, Puerto Rico, Qatar, República Árabe Siria, República Democrática del Congo, Reunión, Sáhara occidental, Samoa Americana, Santa Elena, Santa Sede, Saint-Pierre y Miquelón, Saint Kitts y Nevis, San Marino, Seychelles, Singapur, Somalia, Tokelau, Tonga, Tuvalu.

A pesar de los notables progresos, aún queda mucho por hacer en nuestro mundo y,  entre los países incluidos en el estudio, La República de Korea, Namibia, Zambia y la República Centro Africana, aparecen en el mapa de este año con una prevalencia de subalimentación alta o superior al 35%.

Entradas relacionadas:

Hambre en el mundo 2014. Mapa FAO.
OBJETIVOS DE SALUD DEL MILENIO (ODM) – OMS

Fuente:

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. FAO. “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2015”.
http://www.fao.org/hunger/es/

Imagen:

http://regeneracion.mx/wp-content/uploads/2014/09/hambre.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s