¿Creamos un entorno armonioso para comer?

entorno armonioso para comer

– Marina Muñoz Cervera –

Una mesa bien decorada y sencilla es un aliciente más para una comida saludable.

El momento de la comida es un espacio que dedicamos a nuestra salud, pero también un rato de distensión social, en el que compartimos bienestar.

El entorno es muy importante a la hora de comer, si servimos nuestra comida en una mesa armónica en la que resalten los colores de los alimentos, y bien puesta, comeremos mucho más a gusto que si no lo hacemos.

¿Qué elementos tenemos que cuidar?

La decoración, la elección y disposición de vajilla, cubertería, mantelería, etc., son algunos elementos importantes que llevan a que nuestra comida, sea familiar o bien, entre amigos, sea un éxito.

1.- La decoración:

Para que nuestra mesa resulte agradable, tendremos que combinar los colores de forma armoniosa y sencilla, sin sobrecargar con objetos decorativos que resulten incómodos a los comensales. Es mejor no buscar una decoración extravagante que cargue de estímulos visuales diferentes a los alimentos.

No es conveniente utilizar velas o flores que despidan aromas, porque pueden opacar el olor de los alimentos.

Las formas redondeadas, sin esquinas prominentes, son más armoniosas y relajan el ambiente.

El mantel y servilletas:

Sobre el mantel vamos a comer y es importante que está perfectamente limpio y planchado. Podemos escoger tonos suaves y materiales naturales. Las servilletas tienen que estar acordes con el color de la mantelería. En muchas ocasiones, por ahorrar trabajo, se utilizan servilletas de papel, tendremos que elegir unas suaves, de textura agradable, amplias y cuyo color armonice con el resto de la mesa.

Colocaremos la servilleta sobre el plato, o bien en el lado izquierdo o derecho, porque según las culturas varía esta posición. No es conveniente colocarla dentro de las copas.

Sea cual sea el material que elijamos para nuestro mantel, de uso diario o esporádico, tiene que ser bonito y fácilmente limpiable.

La vajilla:

La vajilla es uno de los elementos indispensables en una mesa.

Aunque comamos solos, la elección de los platos debe ser cuidadosa, deben gustarnos en su forma, color, material, etc. para que el acto de comer sea un armonioso placer.

Si tenemos invitados, normalmente cuidamos mucho más este aspecto y es importante destacar las siguientes consideraciones:

– Nunca debemos poner dos platos iguales juntos, es decir, dos hondos o dos llanos.
– No es conveniente colocar el plato hondo directamente sobre el mantel.
– La distancia entre los platos debe ser de unos 45 cm, y del plato al borde la mesa, unos 3 cm.
– Lo normal es poner un plato llano debajo y uno hondo encima, si vamos a comer sopa, o bien, uno llano más pequeño, si lo que vamos a servir son entrantes.

También podemos poner un platito para el pan a la izquierda de platos principales si queremos servirlo en raciones individuales.

Los cubiertos:

Incluso cuando la comida sea en familia y tengamos mucha confianza, es conveniente que se dispongan bien los cubiertos, es más sencillo utilizarlos si están bien colocados.

– En la parte izquierda del plato, colocaremos el o los tenedores, siguiendo el orden de utilización. Por ejemplo si vamos a comer ensalada y pescado o carne, ponemos primero el pequeño y el del pescado o carne se queda más cerca del plato.

– En la parte derecha del plato, colocamos el cuchillo de carne o pescado, con el filo mirando hacia el comensal y, a su lado, en la parte más externa, la cuchara para sopa, si hubiese, o de cóctel.

El orden de uso de los cubiertos será de fuera hacia dentro, es decir, los que se usarán primero, estarán más alejados del plato.

De esta forma, tenemos claro, qué cubiertos tenemos que utilizar y dónde encontrarlos fácilmente.

La cristalería:

Las copas o vasos deben colocarse delante y a la derecha del plato, comenzando por la copa de agua y luego la de vino, de izquierda a derecha.

Todo lo anterior facilita el acto de comer, algunos detalles son costumbres sociales, pero ayudan a que nuestra comida sea más sencilla.

Si convertimos nuestra comida en arte, cuidando cada detalle que la rodea, disfrutaremos mucho más. En ocasiones, se piensa que dedicar el tiempo a estos detalles, es perderlo porque solo necesitamos un plato, un cubierto y un vaso de cualquier material. No es cierto, no perdemos el tiempo eligiendo los elementos que forman parte de nuestro entorno alimentario, si cuidamos estos aspectos nuestra comida se transforma en un acto agradable y relajado.

Entradas relacionadas:

¿Comer con los ojos? Pongamos “arte” en los platos.

Fuentes:

– Guía de la buena práctica clínica para una alimentación cardiosaludable. Organización Médica Colegial de España. Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid, 2006.

– Dr. Jorge Pamplona Roger. Placer y Salud en su Mesa. Editorial Safeliz, S.L. Argentina, 2004.

Imagen:

http://libroderecetas.com/files/recetas/poner-la-mesa.jpg

4 Respuestas a “¿Creamos un entorno armonioso para comer?

  1. Reblogueó esto en Cocina Con Annay comentado:
    Una mesa bien decorada y sencilla es un aliciente más para una comida saludable ( Marina Muñoz Cervera )

    Me gusta

  2. Pingback: ¿Planeamos una comida saludable? | Consejo Nutricional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s