El Sodio y su importancia en la nutrición.

corazon

– Marina Muñoz Cervera –

El sodio junto al potasio y el cloro son los electrolitos de mayor importancia nutricional.

El sodio es un macromineral, es decir, necesitamos cantidades diarias del orden de miligramos para que nuestras necesidades nutricionales estén cubiertas, requerimos aproximadamente de 400 a 500 miligramos, al día, de este electrolito.

Los electrolitos son sustancias que tienen iones libres y se comportan como un medio conductor eléctrico.

El sodio es un electrolito cargado positivamente (Na+) al igual que el potasio (K+), sin embargo el Cloro está cargado negativamente (Cl-).

¿Para qué necesitamos sodio en nuestro cuerpo?

En nuestro organismo existe actividad eléctrica por eso son imprescindibles estos electrolitos.

El sodio es el principal catión (electrolito de carga positiva) del medio extracelular (también conocido como plasma sanguíneo), mientras que el potasio lo es del medio intracelular.

Gracias a la existencia de sodio y potasio funcionan correctamente nuestro corazón, entre otros músculos del cuerpo, y nuestros nervios.

Nuestro organismo utiliza sodio para mantener el volumen de sangre y la tensión arterial.

Es imprescindible para el funcionamiento del «potencial de membrana» indispensable para que se generen impulsos nerviosos, para la función cardíaca, la contracción muscular y el transporte de nutrientes.

Es necesario para transportar glucosa, aminoácidos, agua, cloruro, etc.

Como vemos sin sodio no podríamos vivir, pero tanto el exceso como el defecto son problemáticos.

Problemática actual del sodio

La sal de mesa es cloruro sódico, la unión de cloro y sodio.

Hoy en día, encontramos sodio casi en todas partes, es muy común su adición a alimentos procesados, incluso en aquellos cuyo sabor es dulce (como el jamón cocido). También se encuentra en grandes cantidades en embutidos y encurtidos porque se utiliza como conservante. Está presente en el agua potable y en muchas aguas minerales de bebida.

Debido a su abundancia, que aumenta al adicionar sal de cocina a los alimentos, que ya contienen sodio, la prevalencia de hipertensión arterial y enfermedades derivadas de su padecimiento, es alta, y la OMS limita se consumo a 2 gramos al día, que equivalen a 5 gramos de sal común (una cucharadita pequeña rasa) para todas la personas, aquellas que ya padezcan hipertensión tienen que consumir menos.

2,3 gramos de sodio equivalen aproximadamente a 5,8 gramos de sal o cloruro sódico. La sal de cocina contiene un 40% de este mineral, es decir, 1 gramo de sal tiene 400 mg de sodio, de ahí la mencionada equivalencia.

Como vemos, con 1 gramo de sal al día tendríamos cubiertas nuestras necesidades vitales, el organismo se encarga de eliminar todo lo demás, pero si existe un exceso de consumo, llega un momento en que los mecanismos de eliminación se saturan y sobrevienen las enfermedades.

Este mineral se encuentra en los alimentos en varias formas: glutamato monosódico, nitrito de sodio, sacarina sódica, bicarbonato de sodio (presente en el polvo para hornear) y benzoato de sodio.

De ahí que la ingesta de este mineral se nos haya descontrolado. Es muy difícil tener conciencia de la cantidad de sodio que consumimos diariamente.

Por la longitud del tema, veremos las fuentes alimentarias de sodio así como los problemas para la salud de su exceso y defecto en próximas entradas.

Os animo a hacer una prueba y se trataría de comprobar, durante un día, revisando la información nutricional de los alimentos y bebidas que comemos, cuánto sodio, incluidos sus compuestos, hemos ingerido (algunos medicamentos y suplementos también contienen sodio o derivados). Además, podemos medir la cantidad de sal que hemos tomado. Si hacemos este experimento un solo día, adquirimos conciencia y las medidas de reducción surgen espontáneamente.

Entradas relacionadas:

Algunas claves para reducir el consumo de sal.
La sal “invisible” ¿dónde está?
Nuestro consumo de sal duplica la cantidad recomendada por la OMS.
Los elementos minerales esenciales para el ser humano: Micronutrientes de origen mineral (Oligoelementos).

Fuentes:

– “Sodio en la dieta” Universidad de Maryland. Medical Center. Última revisión, Mayo 2014.

http://umm.edu/health/medical/spanishency/articles/sodio-en-la-dieta

– Lic. Marcela Licata. Zonadiet.com. “El Sodio (Na+) en la nutrición”.

http://www.zonadiet.com/nutricion/sodio.htm

Imagen:

http://antenasanluis.mx/wp-content/uploads/2014/03/e715258a85eb4129add46fc092bba70b.jpg

2 Respuestas a “El Sodio y su importancia en la nutrición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s