Los antinutrientes de los glúcidos y proteínas.

antinutrientes

– Marina Muñoz Cervera –

Son numerosos los alimentos que contienen antinutrientes de forma natural y su acción se traduce en una disminución de su  valor nutricional, ya que reducen nuestra biodisponibilidad de nutrientes, si no compensamos su pérdida.

El «Valor Nutritivo Potencial» de un alimento está determinado por su composición cualitativa y cuantitativa de nutrientes, mientras que el «Valor Nutritivo Real» deriva de la presencia de antinutrientes en su contenido, de los tratamientos tecnólogicos a los que es sometido, del procesamiento culinario y de la forma y tiempo de almacenamiento del mismo.

Ya vimos en otra entrada que son las Antivitaminas, antinutrientes que disminuyen e incluso anulan la biodisponibilidad de algunas vitaminas, pero no son las únicas sustancias antinutritivas.

El efecto «tóxico» de las sustancias antinutritivas se reduce mediante la ingesta incrementada del nutriente afectado y, si no compensamos la pérdida, aparecerá a largo plazo una patología concreta.

También es importante saber que el efecto nocivo de los antinutrientes es despreciable si nuestra alimentación es copiosa, variada y equilibrada, pero en si comemos de forma monótona y nuestra alimentación es hipocalórica y desequilibrada será patente la acción de los antinutrientes.

LOS INHIBIDORES ENZIMÁTICOS

La acción tóxica de los inhibidores enzimáticos se basa en la disminución de la biodisponibilidad de proteínas y glúcidos ya que interfieren la acción de las amilasas y proteasas, es decir, impiden que se descompongan en unidades más pequeñas y que se puedan absorber en nuestro organismo. Son los siguientes:

– Antitripsinas:

La tripsina es una enzima que rompe los enlaces de las proteínas para obtener unidades de menor tamaño, susceptibles de ser absorbidas.

Hay una serie de sustancias que impiden esta acción, interfiriendo en nuestro aprovechamiento de las proteínas que comemos a través de los alimentos:

Ovomucoide: es la antitripsina de la clara del huevo, e impide el aprovechamiento de su proteína si se consume cruda, ya que el ovomucoide se inactiva con el calor.

Es importante que la clara de huevo se consuma bien hecha para impedir, por un lado, la acción del ovomucoide que impide que absorbamos las proteínas y, por otro, la acción de la avidina que impide el aprovechamiento de la biotina o vitamina B7.

Lo curioso es que la consumen cruda algunos deportistas y eso les merma la disponiblidad de la proteína que buscan a través de la misma.

Antitripsina de la leche: es activa cuando la leche está a una temperatura de 37ªC, pero los tratamientos de pasteurización y esterilización a los que se somete la leche, produce la desnaturalización de esta sustancia.

En el caso del calostro y de la leche de la madre que amamanta, este efecto inhibidor es protector porque permite que la inmunoglobulinas pasen, íntegras, al bebé aumentando sus defensas.

Antiproteasas de legumbres y cereales: Se inactivan con el calor al que sometemos estos alimentos para poder consumirlos.

Ante un elevado consumo de alimentos de este tipo, ingeriremos mucha cantidad de inhibidores de la hidrólisis proteica, sin embargo, nuestro organismo se defiende y cuando detecta que comemos inhibidores de proteasas en gran cantidad, aumenta su fabricación proteasas pancreáticas, pero siempre se producirá una disminución de la biodisponibilidad de aminoácidos.

De ahí que las legumbres tengan tanta cantidad de algunos aminoácidos, para poder compensar las pérdidas ocasionadas por sus propias sustancias antinutritivas. La sabia naturaleza ejerce su mecanismo compensador.

– Anticarbohidratasas:

Estas sustancias antinutritivas inhiben a las enzimas que hidrolizan a los glúcidos, es decir, que posibilitan su absorción en nuestro organismo.

Las más conocidas son la «Antiamilasas» que interfieren en la digestión del almidón. Seguramente nuestro organismo será capaz de compensar su acción, pero es interesante saber que son termoestables, es decir, no se inactivan con el calor y existen en alimentos vegetales. Está presentes en las alubias o frijoles y otras leguminosas, plátanos verdes, trigo, etc.

Esta acción se aprovecha en el caso del plátano verde para evitar la asimilación de sus almidones y así aumentar la cantidad de almidón no digerible que puede ser beneficioso para la flora intestinal.

En las patatas y en el maíz existen «Antinvertasas» que impiden la digestión de la sacarosa (azúcar común) en glucosa y fructosa.

Como vemos las proteínas y los glúcidos o carbohidratos nos se libran de la acción de los antinutrientes, tampoco los minerales, pero por la extensión del tema, conoceremos los antinutrientes de los minerales en otra entrada.

Enlaces relacionados:

Antivitaminas ¿qué son y dónde están?

Imagen:

http://blog.kiwilimon.com/wp-content/uploads/2013/10/Clara-de-huevo-e1381328328708.jpg

5 Respuestas a “Los antinutrientes de los glúcidos y proteínas.

  1. crisemnutricionistas

    Muy interesante post. En especial lo relacionado con la ingesta de huevo crudo en deportistas. Felicidades por el blog.

    Me gusta

    • ¡¡Muchas gracias¡¡ Quizás, se trate de confusiones, respecto a la recomendación de comer la clara cocida o cruda en los deportistas o, al menos, confío en ello. Pero algunos la incluyen dentro de sus licuados, es más fácil que cocerla.

      Bienvenidos a este espacio
      Un cordial saludo
      Marina

      Me gusta

  2. Pingback: Riachuelo | Lu MG Photos

  3. Hola gente,saben que hace tiempo estoy ingresando al mundo de la alimentaciòn vegetariana,
    Bueno querìa saber que pasa con el factor antitripsina de las legumbres y de que manera se pueden inactivar?
    Creo que con el cocido es suficiente pero voy màs allà!!
    Y le consulto si con el cocido a vapor se logra este efecto?
    Ah y en caso que quiera elegir germinados de lentejas por ejemplo,no es aconsejable porque èstos contienen èste factor?

    Me gusta

    • Hola Rafa:
      Con la cocción vapor se alcanzan 95 a 100 ºC de temperatura, similar a la de ebullición, por tanto la inactivación de las antitripsinas se lleva a cabo de la misma forma.
      Los germinados de lentejas, soja, etc. casi no contienen antitripsinas, sin embargo, puedes saltearlos de forma rápida.

      Muchas gracias por tu comentario
      Saludos
      Marina

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s