La cebolla y sus virtudes.

cebolla
– Marina Muñoz Cervera –

La cebolla es un bulbo conocido desde muy antiguo, procede de Asia y ha sido utilizada como medicamento y como alimento a lo largo de los tiempos.

Hoy en día es una hortaliza común y se emplea, cruda o cocida, en infinidad de recetas culinarias.

Hay muchas variedades, tempranas, tardías, de media estación, blancas, amarilla, moradas, etc.

Según nos dice Pedanio Dioscórides (40-90) a través de Andrés de Laguna (1499-1559), “la cebolla larga es más aguda que la redonda y la roja que la blanca, y la seca que la verde y la cruda que la cocida”.

En la antigüedad conocían perfectamente los atributos para la salud de cada variedad de cebolla y los aplicaban para diferentes padecimientos.

Édouard de Pomiane (1875-1964)decía: “ha ocupado un lugar de honor en farmacología y terapéutica; durante siglos, si no para sanar, ha servido para tratar el anasarca, asma, ascitis, diabetes, hidropesía, hipertensión, jaqueca, reumatismo, tuberculosis, fiebres tifoideas, etc…y no digo más para no parecer un competidor de las oficinas de farmacia”.

Louis Pasteur (1822-1895) descubrió que el jugo de la cebolla era antiséptico.

La cebolla se ha utilizado como diurético, hipotensor, antiséptico, laxante y largo etcétera.

Botánicamente procede de una planta conocida como “Allium cepa” de la familia “Amaryllidaceae”.

¿Qué nutrientes nos aporta la cebolla?

La mayor parte de su contenido es agua y en ella van disueltas las vitaminas hidrosolubles que nos aporta en pequeñas cantidades, B1, B2, B6, niacina, ácido fólico, vitamina C, ácido pantoténico y una cantidad importante de biotina.

Este bulbo también nos aportará vitaminas liposolubles, precursores de la vitamina A, vitamina K, tocoferoles (precursores de la vitamina E).

Contiene una pequeña cantidad de grasa, de predominio poliinsaturada sobre saturada.

No hay mineral que no contenga, pero muchas de las propiedades de la cebolla son debidas a su contenido en disulfuro de alilpropilo junto a otros compuestos sulfurados.

Es importante su riqueza en fibra (digerible y no digerible) y contiene azúcares, del tipo glucosa, sacarosa y fructosa, por eso sabe dulce cuando se cuece o saltea en la cocina.

Hemos visto que la sencilla cebolla es una auténtica fuente de nutrientes, por eso tengamos los ojos bien abiertos porque seguramente en nuestra cocina hay alimentos, que por comunes nos resultan aburridos y volcamos los ojos hacia lo raro o difícil de conseguir. La información es necesaria para saber discernir.

No hay nada más sencillo que cultivar cebolla en cualquier lugar de un jardín, solo hay que plantar un bulbo y al cabo de los meses podemos recoger varios.

Fuente:

– Pío Font Quer. “Romero”. El Dioscórides Renovado. 4ª Edición. Págs. 890-891. Ediciones Península. Barcelona 2002.

– Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM.
DIAL software for assessing diets and food calculations.
Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L.
Current Version 2.16 2012.

Imagen:

Copyright: cukmen / 123RF Stock Photo

2 Respuestas a “La cebolla y sus virtudes.

  1. La cebolla es como la mujer:
    Si no te hace llorar no es auténtica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s