Una buena alimentación puede mejorar tu salud. Publicación FAO.

comer sano

– Marina Muñoz Cervera –

Seguramente muchas veces no estamos contentos con nuestra salud, nivel de energía, etc., sin embargo, pocas veces pensamos que ello puede ser debido a que nuestra alimentación no es adecuada.

Como nos dice la FAO, es un error pensar que la Malnutrición solamente se produce cuando no disponemos de alimentos, de hecho la desnutrición se puede producir tanto al consumir insuficiente cantidad de alimentos como cuando se consumen demasiados.

El mencionado organismo ha publicado un libro: Eating well for good health, Come bien para tener buena salud, al que podéis acceder a través del enlace anterior y está disponible su descarga gratuita.

De forma esquemática, la FAO, resume los Consejos básicos para la alimentación de los adultos, en los siguientes:

– Comer carbohidratos con almidón como base de la mayoría de las comidas.

– Comer frutas y verduras tanto como sea posible todos los días.

– Comer legumbres con regularidad.

– Consumir leche y productos lácteos regularmente en pequeñas cantidades.

– Comer carne, pollo, huevos y pescado regularmente en cantidades normales.

– Elegir cuidadosamente el tipo de grasas y aceites en la dieta y usarlos en cantidad limitada.

– Limitar el consumo de azúcar y de alimentos y bebidas azucaradas.

– Limitar el consumo de sal.

– Limitar el consumo de alcohol.

– Mantener el equilibrio energético para lograr un peso corporal saludable.

– Beber mucha agua a diario.

Estos consejos son generales, puesto que las necesidades nutricionales y alimentarias individuales varían con la edad, sexo, salud, estado y niveles de actividad, no obstante pueden servirnos de orientación.

La FAO presenta este libro el 21 de febrero del presente año, como una herramienta que puede ayudarnos a mejorar nuestra salud.

En un mundo en el que se teme que la obesidad se convierta en norma, hábito o costumbre (como expresa una noticia que he leído sobre la obesidad en Europa) y en el que existen, en ocasiones, muchos obstáculos para conseguir fácilmente hábitos alimentarios sanos, la información veraz es necesaria para lograr cotas mejores de salud.

En un mundo en el que las costumbres alcanzan rango de “ley” y los hábitos adquiridos a lo largo del tiempo se adueñan de la razón y de la falta de salud como algo cotidiano, solamente las “ganas de estar muy sano” pueden conseguir que los “malos hábitos” sean sustituidos por otros que sean proclives a un “estado óptimo de salud”.

El conformismo a este nivel puede llevarnos por los derroteros inesperados de la enfermedad.

Enlaces relacionados:

Una mala alimentación y sus consecuencias.

Fuentes:

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. “Aprende cómo una buena alimentación puede mejorar tu salud” 21 de febrero de 2014.

http://www.fao.org/zhc/detail/es/c/214216/

Imagen:

La imagen que ilustra esta entrada es un recorte de la portada del libro “Eating well for good health”.

http://www.fao.org/docrep/017/i3261e/i3261e00.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s