El sentido del olfato conecta con el impulso del apetito.

olfato

– Marina Muñoz Cervera –

El olor a una rica comida habitualmente nos da hambre o, al menos, ganas de probarla. Este hecho tan cotidiano lo conocemos todos, sin embargo, lo que no sabíamos es por qué mecanismo se produce esta conexión entre nuestras ganas de comer y lo que olemos.

Unos investigadores de la Universidad del País Vasco (España) han descubierto el receptor que se encarga de estimular la percepción olfativa en momentos de ayuno, y se trata del CB1 del bulbo olfatorio.

El bulbo olfatorio es una estructura que, como podemos ver en la imagen que sigue a este párrafo, se encuentra en nuestro sistema nervioso central y procesa las sensaciones olfativas procedentes del epitelio olfatorio.

anatomia

Hasta ahora se desconocía este mecanismo cerebral y el hallazgo podría ser de mucha utilidad en el tratamiento farmacológico de trastornos alimentarios propiciatorios de la obesidad y anorexia.

“Los investigadores destacan que es común que el estado interno del organismo afecte a la percepción sensorial, y, por tanto, provoque un determinado comportamiento. Uno de los ejemplos más conocidos de estos procesos es la capacidad del hambre de aumentar el olfato, para aumentar la búsqueda e ingesta de comida”.

Se sabía que el “sistema cannabinoide”, un importante regulador del equilibrio energético, estaba relacionado con estos procesos, por ello los cannabinoides (lípidos que se producen a demanda como consecuencia de la actividad neuronal, en situaciones en las que el sistema en concreto se activa) aumentan en los mamíferos en situaciones de ayuno.

Han desentrañado el mecanismo y ya sabemos que en situaciones de hambre se activa un cannabinoide específico, la anandamida, que actúa sobre un receptor específico, el CB1.

“En personas que presentan una anorexia podríamos estimular la ingesta, favoreciendo estos mecanismos. Y por el contrario, en casos de obesidad, el objetivo sería intentar reducir la función de estos receptores CB1, para reducir la percepción del olor y así conseguir que estos individuos comieran menos en situaciones de hambre”.

Si queréis conocer con más profundidad este bonito trabajo, podéis entrar al artículo publicado en Nature Neuroscience, a través del enlace anterior.

Fuente:

– Infosalus. Editado por Europa Press. “Descubren el mecanismo cerebral que conecta el olfato con el apetito”. Bilbao, 10 de febrero.
http://www.infosalus.com/nutricion/noticia-descubren-mecanismo-cerebral-conecta-olfato-apetito-20140210104540.html

– Nature Neuroscience. (2014) “The endocannabinoid system controls food intake via olfactory processes”.
doi:10.1038/nn.3647
ttp://www.nature.com/neuro/journal/vaop/ncurrent/full/nn.3647.html

Imágenes:
http://www.imagui.com/a/una-persona-oliendo-ibKaxAqg5
http://cuadernosdebitacora.com/esquizofreniaolfatoysapiensconnerandertal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s