La medida de la cintura abdominal en niños y jóvenes puede prevenir riesgos.

circunferencia abdominal

– Marina Muñoz Cervera –

No es infrecuente observar niños y jóvenes con obesidad abdominal, basta con pararnos a mirar a la gente pasear por la calles, para darnos cuenta que cada día abundan más los chicos con panzas o barrigas abultadas y con michelines en la espalda a nivel de la cintura.

Por desgracia, este hecho no es solo un problema de comprar ropa de mayor tamaño para ellos, los chicos con una cintura abdominal aumentada tienen más dificultades para vivir y las posibilidades de tener elevados niveles de triglicéridos y azúcar en sangre, les predispone al padecimiento de diabetes y arterioesclerosis tempranas, entre otros riesgos.

Un interesante estudio publicado, hoy 28 de enero de 2014, por ABC Salud, nos cuenta que una investigación llevada a cabo entre más de 1500 jóvenes españoles entre 6 y 14 años, por un investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (Imim), ha demostrado que incorporar la medición de la circunferencia de la cintura de niños y adolescentes ayuda a detectar riesgos cardiometabólicos. Los investigadores proponen que esta medida se sume a los controles tradicionales de peso y altura para tener así más indicadores sobre posibles riesgos cardiovasculares.

Según los expertos, si el resultado del cociente entre la medida de la circunferencia abdominal a nivel de la cintura y la estatura, en centímetros, iguala o supera la cifra de 0,5, existiría obesidad abdominal, aun cuando el peso estuviera dentro de los límites normales.

“De los resultados se estima que en España un 21,3% de los niños entre 6 y 11 años y un 14,3% de los adolescentes entre 12 y 17 años tienen obesidad abdominal. De hecho, hasta un 7,5% de los niños que tienen un peso normal y un 49,2% de los que tienen sobrepeso presentan esta patología, un 1,8% y un 44,1% de los adolescentes, respectivamente”.

El investigador principal del estudio, publicado en PLOS One, Helmut Schröeder, dice que “más allá de las pruebas que ratifican la presencia de la obesidad infantil en menores, los padres pueden tener indicios de esta enfermedad solo con fijarse en la barriga de sus hijos. Ante la duda, es muy aconsejable preguntar al pediatra y si el menor padece esta enfermedad es clave y muy fácil cambiar su estilo de vida”.

Enlaces relacionados:

Obesidad en la infancia: Un problema serio.
¿Qué es el Ambiente Obesogénico?
Un niño estadounidense se rebeló ante su obesidad.

Fuentes:

– Anna Cabeza. ABC Salud. “Medir la cintura mejora la detección del riesgo cardiometabólico en menores”. Barcelona 28 de enero de 2014.
http://www.abc.es/salud/noticias/20140128/abci-medir-cintura-mejora-deteccion-201401271948.html

– DOI: 10.1371/journal.pone.0087549
“Prevalence of Abdominal Obesity in Spanish Children and Adolescents. Do We Need Waist Circumference Measurements in Pediatric Practice?” 27 de enero, 2014.
http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0087549

Imagen

http://www.medicinapreventiva.com.ve/articulos/circunferencia_abdominal.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s