¿Porqué somos como somos?

casita sonriente

– Marina Muñoz Cervera –

¿Somos como somos por lo que comemos, por dónde y con quien comemos, por cómo y cuánto nos movemos o por la herencia que llevamos en nuestros genes?

Un artículo publicado ayer, 23 de noviembre de 2013, en “El País. Sociedad” da un repaso a las diferentes opiniones de algunos expertos respecto a las preguntas planteadas (1).

Según José María Ordovás, Especialista del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, si “somos lo que comemos” padecemos una grave crisis de identidad, pues vamos asumiendo y desdoblando personalidades a golpe de tendencias gastronómicas y estudios científicos (1).

Según, Chamosa, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), “somos lo que hemos heredado” (1).

La investigadora Susan Babey, del Centro de Investigación de Política de Salud de la Universidad UCLA, afirma que “somos también dónde comemos” (1).

Todos los expertos consultados según refiere, el artículo del País, están de acuerdo en manifestar que también “somos lo que nos movemos”.

Hay quien piensa que en el siglo XXI nos espera una “psicosis alimentaria”, trastorno ciertamente parecido al que describe Dr. José María Ordovás, debido a que “las modalidades de comidas son erráticas y la alimentación tiende hacia unas dietas hipercalóricas, poco estructuradas, desequilibradas, con alimentos demonizados como el azúcar y las grasas animales y por otro lado carenciales”. Y reglamentan lo anterior, con tres puntos fundamentales (2):

1.- Están de moda, como fruto de la revolución científica o de “agudeza comercial, los alicamentos (neologismo derivado del alimento más medicamento) y los nutracéuticos, así como otras invenciones de alimentos con adición o sustracción de sustancias (2).
2.- El gran debate de la Nutrigenómica, que ya no es solo la ingeniería genética en nuestro menú sobre las plantas transgénicas en las que con genes extranjeros se busca un gran rendimiento agrícola (2).
3.- Y el gran futuro de las dietas humanas para el siglo XXI de la biología molecular, la bioinformación en la Nutrigenómica o Genómica Nutricional, cuyo objetivo es conocer como nuestro cuerpo asimila los alimentos en función del perfil genético, el estudio de su incompatibilidad con la enfermedad, la búsqueda de su compatibilidad para la salud, el bienestar y la forma física; y en este camino, los nuevos tests basados en el polimorfismo cromosómico y para el próximo quinquenio se espera una nutrición personalizada a la medida (2).

A mí me parece importante que se hagan estudios científicos, ahora, de ahí que la sociedad se “bambolée” dependiendo de los resultados, hay una gran distancia. Solamente la investigación en estudios poblacionales grandes dan la certeza de los beneficios a corto y largo plazo. Seguramente de nuestra capacidad de análisis y discriminación depende que nos orientemos bruscamente hacia un lado u otro, o que simplemente lo integremos como formando parte de nuestra cultura y lo pongamos en práctica o no dependiendo de las conclusiones que vayamos obteniendo con el tiempo y adquiriendo mas conocimiento y/o información.

Lo cierto es que alrededor del mundo de la alimentación se genera un importante movimiento económico y pienso que en la antigüedad, al desconocerse la gran virtud de los medicamentos, los alimentos sí eran muy importantes. Pero desde que se sabe que la creatividad en torno a la fabricación y venta de los alimentos puede ser muy lucrativo, se ha perdido la noción sobre aquello que es saludable o no, teniendo en cuenta además, que se frivoliza con facilidad en torno al tema.

En cualquier caso, creo que somos un poco de todo: somos lo que comemos, dónde y con quién lo comemos, lo que nos movemos y lo que hemos heredado, porque todas ellas son manifestaciones de nuestra personalidad individual y lógicamente de ello va a depender nuestro futuro pues está ligado a nuestro carácter, como sociedad o como personas individuales.

Fuentes:

(1) Karelia Vázquez/Mónica Escudero. El País Sociedad. “El poder de los alimentos”. 23 de noviembre de 2013.

http://elpais.com/elpais/2013/11/22/eps/1385144020_968567.html.

(2)  Flores-Tascón, José Francisco; Flórez-Tascón, José Francisco Sixto; García Romero, Carmelo. “¿Somos lo que comemos o comemos lo que somos? Alimentación y Antropología. Págs. 587-588. Editorial Universitaria Ramon Areces. Madrid, 2011.

Imagen:
ID: 15575426_s Copyright (c) 123RF Stock Photos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s