¿Es saludable nuestra alimentación?

comida

Marina Muñoz Cervera –

El periódico, 20 minutos.es, ha publicado, hoy 25 de marzo de 2013, un interesante artículo, en el que manifiesta la opinión del Grupo de Revisión, Estudio y posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas GREP-AED-N, sobre la definición y características de la alimentación saludable (1).

¿Qué es una alimentación saludable?

Aquella que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y que promueve un crecimiento y desarrollo óptimos. Debe ser satisfactoria, suficiente, completa, equilibrada, armónica, segura, adaptada, sostenible y asequible” (1)(2).

Ya hemos visto cuáles son sus características, pero ¿qué se entiende por cada una de ellas (1) (2)?

1.- Satisfactoria: agradable y sensorialmente placentera.

2.- Suficiente: que cubra las necesidades de energía, en función de las necesidades de las diferentes etapas o circunstancias de la vida.

3.- Completa: que contenga todos los nutrientes que necesita el organismo y en cantidades adecuadas.

4.- Equilibrada: con una mayor presencia de una amplia variedad de alimentos frescos y de origen principalmente vegetal, y con una escasa o nula presencia tanto de bebidas alcohólicas como de alimentos con baja calidad nutricional.

5.- Armónica: con un equilibrio proporcional de los macronutrientes que la integran.

6.- Segura: sin dosis de contaminantes biológicos o químicos que superen los límites de seguridad establecidos por las autoridades competentes, o exenta de tóxicos o contaminantes físicos, químicos o biológicos que puedan resultar nocivos para individuos sensibles.

7.- Adaptada: que se adapte a las características individuales (situación fisiológica y/o fisiopatológica), sociales, culturales y del entorno del individuo.

8.- Sostenible: que su contribución al cambio climático sea la menor posible y que priorice los productos autóctonos.

9.- Asequible: que permita la interacción social y la convivencia y que sea económicamente viable para el individuo.

La monografía llevada a cabo por GREP-AED-N cuenta con una importante y minuciosa bibliografía (2).

Vamos a profundizar un poco en el concepto de “macronutriente” porque es imprescindible que nuestra alimentación esté armonizada en su reparto. El término como su nombre indica engloba a  aquellos nutrientes que necesitamos en mayor cantidad. Y son:

– Glúcidos, también llamados hidratos de carbono o carbohidratos.
– Proteínas.
– Grasas.

Se podrían incluir en este grupo de nutrientes los Macroelementos: Sodio, Potasio, Calcio, Fósforo, Cloro, Magnesio y el agua de bebida porque aunque no es un nutriente, necesitamos una cantidad destacable de la misma al día.

De forma estándar, nuestras necesidades calóricas quedan cubiertas si nuestro reparto incluye: 55% de glúcidos (no más de un 10% de azúcares simples).
12- 15 % de proteínas (por lo menos un 10% de alto valor biológico)
35 % de grasas (preferente poliinsaturadas). 

El concepto el macronutriente lleva a la necesidad de conocer a los micronutrientes, es decir, aquellos nutrientes que nuestro organismo necesita en pequeñas cantidades, y son en términos generales:

– Vitaminas hidrosolubles: vitamina C y Complejo B (tiamina o B1, riboflavina o B2, niacina, piridoxina o B6, ácido fólico, cobalamina o B12, biotina y ácido pantoténico.
– Vitaminas liposolubles: : vitamina A, vitamina D, vitamina E y vitamina K.
– Microelementos (oligoelementos): : flúor, cinc, cromo, selenio, manganeso, molibdeno y cobre.

Y para terminar esta entrada comentaros que la distribución de alimentos se suele establecer por grupos y así lo reflejan las pirámides alimentarias de los diferentes países. Para conseguir la característica de “Equilibrio en la alimentación”, no sólo tenemos que fijarnos en la proporción de macronutrientes sino también si contiene todos y cada uno de los grupos alimentarios y si cumplimos diariamente con las raciones que se recomiendan.
Los grupos alimentarios se establecen de diferente forma según el país en el que vivamos porque responden al principio de “divulgar y favorecer el consumo de alimentos propios del país de acuerdo con los principios de una alimentación equilibrada”, pero en términos generales podrían ser:

– Lácteos y derivados
– Pan, cereales, féculas y patatas.
– Huevos, carnes, pescados y legumbres
– Verduras y hortalizas
– Frutas
– Aceites, semillas oleaginosas y frutos secos.

O categorías similares.

Las raciones recomendadas de cada grupo igualmente varían de un país a otro (según las costumbres, las necesidades y la disponibilidad), y la mejor forma que tenemos para orientarnos al respecto es conocer la pirámide alimentaria de nuestro país o del inmediatamente vecino, si no se dispone de ella o de una representación gráfica análoga. En el caso de que no nos baste con la información que describen las pirámides, bien porque nuestras circunstancias vitales sean diferentes a los demás, bien porque estemos en un país distinto al nuestro y no nos apetece adaptarnos a sus costumbres o por cualquier otra causa, podemos consultar a un profesional del tema, quien seguro nos dará la orientación adecuada.

La salud es un buen indicador de nuestra alimentación, no obstante, hay ocasiones en que las enfermedades no se manifiestan inmediatamente y necesitan el paso del tiempo para desarrollarse, por ello si nuestra alimentación cumple los criterios anteriormente mencionados, estamos dentro dentro de los límites de la normalidad establecidos por las medidas antropométricas (IMC, circunferencia de cintura, etc.) y estamos sanos y felices, queda claro que vamos por buen camino.

La alimentación es uno de los aspectos más importantes en el desarrollo físico y psíquico de los humanos e influye definitivamente en nuestro  estado de salud y junto a la práctica de ejercicio físico conduce al óptimo estado de nuestro organismo.

Enlaces relacionados:

PIRÁMIDES ALIMENTARIAS DEL MUNDO
Los carbohidratos o glúcidos y su impacto en el reparto alimentario.
Consumo de glúcidos o carbohidratos.
Consumo de Ácidos Grasos: Conclusiones de una Consulta de Expertos de la FAO en el año 2008.
Las proteínas y sus funciones.
Los elementos minerales esenciales para el ser humano: Micronutrientes de origen mineral (Oligoelementos).
Antropometría: IMC y otros índices.
Alimentación y nutrición: Definición conceptual.
¿Qué se entiende por Nutrición?
La alimentación puede ser un “barco” que nos aproxima a nuestros sueños.

Fuentes:

(1) Juan Revenga. 20 minutos.es “¿Qué es una “alimentación saludable” y cuáles deberían ser sus características?” 25 de marzo de 2013.
http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2013/03/25/que-es-una-alimentacion-saludable-y-cuales-deberian-ser-sus-caracteristicas/
(2) Basulto J, Manera M, Baladia E, Miserachs M, Pérez R, Ferrando C, Amigó P, Rodríguez VM, Babio N, Mielgo-Ayuso J, Roca A, San Mauro I, Martínez R, Sotos M, Blanquer M, Revenga J. Marzo de 2013. [Monografía en Internet: Definición y características de una alimentación saludable].
Disponible en: http://www.grep-aedn.es/documentos/alimentacion_saludable.pdf

Imagen:http://www.ssn.gob.mx/fotos/n4701.jpg
Origen: Servicios de Salud Nayarit. Tepic, Nayarit a 26 de mayo del 2011
http://www.ssn.gob.mx/noticias/noticia048.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s