La alimentación de las vacas determina el tipo de grasas de los lácteos.

lino2vacas

Marina Muñoz Cervera –

Los lácteos llevan mucho tiempo cuestionados por la gran cantidad de grasa saturada que contienen. Sin embargo, el tipo de grasa de la leche depende de la alimentación de las vacas.

Un estudio ha demostrado que las vacas alimentadas con semillas de linaza o “lino”, (semillas oleaginosas de la planta “linum usitatissinum”), producen lácteos más nutritivos, con menos grasa saturada y más ácidos grasos poliinsaturados del tipo Omega 3 (1).

Los términos “linaza” y “semilla de lino” generalmente se utilizan como sustitutos; sin embargo, los norteamericanos utilizan el término “linaza” cuando el producto se utiliza para alimentación humana y el término “semilla de lino” cuando el producto se utiliza para propósitos industriales, como el piso de linóleo (2).

En América del Sur se prefiere la denominación genérica de “linaza” para la semilla de consumo humano y en Europa se conocen como “lino”.

La noticia publicada hoy, 28 de enero de 2013, en Europa Press, nos cuenta que el estudio fue llevado a cabo por el investigador Gerd Bobe de la Universidad Estatal de Oregón.

Según comentan en el artículo (1):

“Las vacas suelen ser alimentadas con mezclas de piensos de maíz, granos, heno de alfalfa y ensilaje de hierba, lo que se traduce en productos lácteos con bajas concentraciones de ácidos grasos omega-3 y otras grasas poliinsaturadas, señala Bobe.

Para la investigación, se alimentaron a diez vacas con diferentes cantidades de linaza –hasta un siete por ciento de su dieta diaria–. Los investigadores trataron de determinar con precisión la cantidad de linaza que maximizaría la cantidad de ácidos grasos omega-3 en la leche y los productos lácteos sin afectar negativamente su producción y textura.

El estudio encontró que la alimentación de las vacas mejoró el perfil de grasa sin afectar negativamente a la producción y la textura de la leche y otros productos lácteos”.

Podéis leer a la noticia completa a través del siguiente enlace: Las vacas alimentadas con linaza producen leche con omega 3

Reflexionando sobre la noticia, pienso que quizás no se conocían, como ahora, los efectos secundarios de los excesos de grasa saturada y era utilizada como fuente energía barata. Pero me alegra que los expertos demuestren, día a día, que el “proceso” es reversible y que la industria alimentaria será capaz de alimentarnos y nutrirnos al mismo tiempo.

Entradas relacionadas:
¿Porqué consumir grasas saturadas en exceso supone un “comportamiento poco sano”?

Fuentes:

(1) Europa Press. Nutrición. “Las vacas alimentadas con linaza producen leche con omega 3”.  Madrid, 28 de enero de 2013.
http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar-00667/noticia-eeuu-vacas-alimentadas-linaza-producen-leche-acidos-grasos-omega-menos-grasa-saturada-20130128133815.html
(2) Flax Council of Canadá “Composición nutricional de la linaza”.
http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&frm=1&source=web&cd=1&ved=0CDEQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.flaxcouncil.ca%2Fspanish%2Fpdf%2FFlxPrmr-R11-Ch1_Span.pdf&ei=cZMGUejbGOT00QGdzIDgAw&usg=AFQjCNEtcOxfTuprQob3JgqeFmw8_AEzDQ&sig2=KUW9dAcbaZGx3BORevTw5w&bvm=bv.41524429,d.dmg

Imágenes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s