¿Porqué consumir grasas saturadas en exceso supone un “comportamiento poco sano”?

hamburguesa con tocino, queso y huevo– Marina Muñoz Cervera –

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Calgary (Alberta, Canadá) descubre que las consecuencias de comer alimentos altos en grasas se hacen evidentes tan solo unas horas después de la ingesta.

La noticia, publicada en ABC.es, a la que podéis acceder a través del siguiente enlace: La comida basura machaca al instante las arterias (también de las personas en forma), nos cuenta que para realizar esta investigación, se alimentaron a 20 estudiantes sanos con grasientos sándwiches de desayuno y posteriormente se midió la velocidad con la que su sangre fluía por sus arterias. Tan solo dos horas después de comer los sándwiches, los vasos sanguíneos de los estudiantes sufrían los efectos nocivos de la comida alta en grasas.

Para los investigadores, autores del estudio, fue una sorpresa encontrar este enlentecimiento sanguíneo posterior a la ingesta de grasas en personas sanas.

El mensaje que transmite Todd Anderson, Director del Laboratorio de la Universidad de Calgary es que la alimentación rica en grasas supone un comportamiento poco sano, incluso en personas jóvenes y en forma.

El estudio fue presentado en Toronto en el marco del Congreso Cardiovascular Canadiense.

La imagen que ilustra esta entrada podría corresponder a uno de esos sándwiches a los que alude el interesante estudio, como podemos observar contiene: una hamburguesa, tocino, tortillas de huevo y queso en lonchas, de forma aparente; seguramente el pan estará untado con mantequilla porque es la costumbre. Vamos a conocer qué cantidad de grasas y de qué tipo, contiene cada uno de estos elementos (2):

100 gr. de producto/Tipo de grasa Saturada (gr.)(AGS) Monoinsaturada (gr.)(AGM) Poliinsaturada (gr.)(AGP) TOTAL (gr.)
Tocino 29,3 32,4 5,3 67
Huevo 3,3 4,9 1,8 10
Carne picada 6,9 6,9 0,48 14,28
Queso en lonchas 13,1 6,5 1,7 21,3
TOTAL (gr.) 52,6 50,7 9,28 112,58

Sin incluir la mantequilla porque realmente no se ve y suponiendo que la tortilla sea únicamente de un huevo y que la hamburguesa no contenga huevo, sino simplemente carne picada de vaca, este sándwich, nos aportaría un total de 52,6 gramos solamente de grasa saturada, cuyo exceso  se considera como muy nociva para la salud. Como las calorías que aporta la grasa son 9 (Factor de Atwater) (*) por cada gramo, nos proporcionaría 473,4 kilocalorías en forma de grasas dañinas, sin contar el resto de calorías que consumiríamos con el pan y seguramente con el café con leche o la soda que lo acompañaríamos. En forma de grasas monoinsaturadas, nos aporta un total 50,7 gramos, lo que equivale a 456,3 kilocalorías. Y en forma de grasas poliinsaturadas que son las consideradas más saludables, nos proporciona un total de 9,28 gramos, es decir, 83,52 kilocalorías.

Hay dos índices que valoran si el consumo de grasas es tolerablemente aceptable y cuánto  se desvía de lo deseable nutricionalmente, es decir, valoran si el consumo de grasas que estamos llevando a cabo es saludable para nuestro metabolismo, y son:

– AGP/AGS (Ácidos grasos poliinsaturados/Ácidos grasos saturados). El objetivo nutricional es que sea mayor de 0,5. Vamos a ver que resulta en este ejemplo:

AGP/AGS= 9,28/52,6= 0,18

Observamos que dista bastante del objetivo nutricional.

– AGP+AGM/AGS (Ácidos grasos poliinsaturados + Ácidos grasos monoinsaturados/Ácidos grasos saturados). El objetivo nutricional es que sea superior a 2.

AGP+AGM/AGS= 9,28 + 50,7/52,6= 1,14

Igualmente observamos que dista bastante de lo que necesitamos para estar sanos.

Si observamos las cifras con detenimiento, veremos que estos índices no tienen los valores deseables porque hay un exceso de grasas saturadas.

Y, para no complicar en exceso el tema no entro en la cantidad de colesterol que nos suministra este sándwich ejemplo, de este lípido hablaremos en posteriores entradas.

Lo grave de ésto, es que podría considerarse que se trata de un desayuno muy sano y energético, sin embargo, ya hemos visto los resultados de la investigación que publica la noticia. Los 52,6 gramos de grasa saturada son lípidos de estructura rígida que nuestro metabolismo transporta con mucha dificultad, enlenteciéndose el flujo de nuestra sangre y creando depósitos en nuestras arterias y por ende en nuestros órganos internos, entorpeciendo y malogrando su funcionamiento.

Esta transgresión dietética se puede cometer de cuando en cuando porque un organismo sano puede, de forma ocasional, superar los trastornos metabólicos que conlleva, sin embargo si se comete con frecuencia, los resultados podrían ser devastadores, a la larga, para cualquier individuo.

(*)Factor de Atwater: 1 gramo de proteína aporta 4 kilocalorías; 1 gramo de glúcido aporta 4 kilocalorías y 1 gramo de grasa aporta 9 kilocalorías.

Enlaces relacionados:

Un estudio sobre las grasas saturadas y sus efectos sobre el cerebro.
Excesos de la comida rápida
Un “No” a la “comida rápida” en los Juegos Olímpicos de Londres.
Relacionan el consumo excesivo de grasas con deficiencias en el aprendizaje.
Consumo de Ácidos Grasos: Conclusiones de una Consulta de Expertos de la FAO en el año 2008.
Fuentes:
(1) ABC.es Actualidad. 31-10-2012
http://www.abc.es/20121031/sociedad/abci-comida-basura-personas-sanas-201210312007.html
(2) Ortega RM, López-Sobaler AM, Andrés P, Requejo AM, Aparicio Vizuete A, Molinero LM. DIAL software for assessing diets and food calculations. Departamento de Nutrición (UCM) y Alce Ingeniería, S.L. Current Version 2.16 2012.

Imagen:

Entrada actualizada el 6 de mayo de 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s