La alimentación puede ser un “barco” que nos aproxima a nuestros sueños.

un barco sobre el mar

– Marina Muñoz Cervera-

La alimentación en nuestra vida no puede ni debe ser un mero trámite que tenemos que gestionar para seguir adelante. A veces es la ilusión por continuar viviendo lo que nos hace no prestar atención a la comida, en otras ocasiones es el tedio a la misma vida la que nos conduce a alimentarnos de forma acelerada; y, entre estos dos extremos, hay miles de actitudes intermedias que determinan una predisposición anodina ante la alimentación.

Nacemos con un cuerpo que va creciendo y desarrollándose a lo largo de los días, semanas, meses y años. Sólo tenemos uno, éste es irremplazable y la forma en que lo tratamos dice mucho sobre el enfoque de nuestra vida. La ilusión por mantenerlo sano y libre de enfermedades es algo hermoso porque permite que continuemos nuestra existencia con menos problemas de los que ya de por sí la vida puede acarrearnos.

Hoy, 20 de agosto de 2012, os cuento esto porque pienso que el conocimiento sobre la forma de alimentarnos y nutrirnos es una disciplina que nos enriquece y no sólo culturalmente, también anímicamente y como no, en salud.

Tenemos que pensar en cómo comemos, si lo estamos haciendo bien, cómo se siente nuestro cuerpo y si queremos mejorar lo que no nos gusta, podemos ir cambiándolo poco a poco. La naturaleza humana es sabia, pero además muy agradecida, cualquier intervención que llevamos a cabo sobre la misma, se nota rápido y si no lo vemos con nuestros ojos, sí lo notan nuestros órganos. Incluso si nos pesa la carga genética, modificando el ambiente alimentario podemos aminorar el lastre e incluso evitar que nos pese en exceso.

Masticar con calma, disfrutando de cada sabor y siendo conscientes del acto de comer, escoger los alimentos según el criterio del equilibrio alimentario, saber que estamos comiendo a lo largo de un día y perder un poco de tiempo en todo ello, es lo que nos da una mayor libertad sobre la salud y la enfermedad, no resultando una pérdida sino una ganancia que, a la larga, se transforma en vida.

Nosotros escogemos y de nuestra elección dependerá nuestra existencia.

Comparto esta reflexión con vosotros y confío en que os sirva para continuar el camino de la vida sabiendo que algo tan simple como alimentarse puede ser un barco que nos aproxime a nuestros sueños; en cada camarote podemos encontrar lo necesario para sentirnos cómodos y saludables, seguramente en la cubierta inhalaremos el aire puro que nos ofrece el mar y, en otras dependencias, el carisma que nos convierte en singulares.

Esta metáfora sirve, como otra cualquier otra, para expresar de una forma gráfica la idea que os quería trasmitir.

pirámide alimentaria

Imágenes: 

http://www.absolutcruceros.com/wp-content/uploads/2009/11/Oferta-de-Costa-Cruceros-para-transatl%C3%A1ntico-por-Portugal-y-Brasil2.jpg

http://2.bp.blogspot.com/_9QedVFtjls8/SNdN5WbDb0I/AAAAAAAABoM/_6ho7iNON-I/s400/piramide.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s