Archivo de la etiqueta: saludable

Una ensalada con efecto.

Fotografía de ensalada con efecto

Imagen ID: 11373553_s
Copyright (c) 123RF Stock Photos

Apetitosa ensalada.

plato de ensalada fresca

Copyright (c) 123RF Stock Photos

Frutas exóticas: El tamarillo o tomate de árbol.

- Marina Muñoz Cervera -

Es una fruta exótica, nativa de los Andes, cuya domesticación y cultivo son anteriores al descubrimiento de América, sin embargo y, a pesar de su antigüedad, no se conocen nombres en lenguas nativas (1). Se cultiva en zonas tropicales altas: Brasil, Ecuador, Colombia y Sudáfrica.

Hoy día son países productores: Colombia, Brasil, Nueva Zelanda, Kenia, Sudáfrica, California, India y Sri Lanka. Existen tres variedades que se diferencian por el color de su piel: rojo, naranja (más dulces y con semillas tiernas y de menor tamaño que el resto) y amarillo (2).

Se le conoce como: tomate de árbol en castellano; berenjena, sachatomate, yuncatomate, en Perú; limatomate, tomate de monte, tomate de La Paz, en Bolivia y Argentina; tamarillo, tree tomato, en inglés (1). Parece ser que la denominación de tamarillo procede de Nueva Zelanda (3).

Pertenece a la familia de las Solanáceas y el nombre  científico de la planta es: “Cyphomandra betacea” (1).

Es un arbolillo de 2-3 m de alto, tallo único, monopodial, ramificado a la altura de 1-1,5 m en dos o tres ramas. En la rama se repite el mismo modelo de ramificación. Hojas cordiformes, de 17-30 cm de largo, 12-19 cm ancho, subcarnosas, suavemente pubescentes en el envés. Inflorescencia caulinar, opuesta a la hoja. Flores de 1,4 cm de longitud, cáliz persistente en el fruto, corola blanco-rosada, rotado-campanulada con los ápices reflexos, estambres conniventes, más cortos que la corola, anteras amarillas, dehiscentes por dos poros apicales, estilo emergente entre las anteras. Fruto de 5-7 cm de largo, ovoide, glabro, de color amarillo verdoso a anaranjado con jaspes longitudinales; mesocarpo anaranjado(1).

C. betacea se cultiva por sus frutos. Estos constituyen un recurso alimenticio y materia prima potencial para la industria de mermeladas. Los campesinos les atribuyen propiedades medicinales para aliviar enfermedades respiratorias y combatir la anemia. Los frutos del tomate de árbol contienen niveles adecuados de vitamina A, B6, C, E, además de hierro (1).

Los frutos se consumen crudos o cocinados; en todos los casos se elimina la cáscara por ser ésta de sabor amargo. En estado maduro se comen crudos. Es más frecuente el consumo  de los frutos cocinados en almíbar como postre: se cocinan brevemente los frutos enteros y pedunculados, en agua, a fin de que se pueda desprender la cáscara; luego se prepara la miel con canela y clavo de olor, se agregan los frutos pelados y se dejan hervir hasta tomar una consistencia adecuada. En los lugares de la sierra donde no se cultiva tomate, el tamarillo sirve para preparar guisos (1).

La pulpa del fruto se puede añadir a jugos, mezclándolo con otras frutas.

Fuentes:
(1) http://www.rlc.fao.org/es/agricultura/produ/cdrom/contenido/libro09/Cap3_5.htm#60

(2) http://frutas.consumer.es/documentos/tropicales/tamarillo/intro.php

(3) http://www.tamarillo.es/cat/tomate-de-arbol/1

Imagen:  http://www.safecreative.org/work/1207081937259

Con las verduras se puede hacer arte: Un ensalada fresca.

Copyright (c) 123RF Stock Photos

Pirámides Alimentarias para los países de América del Sur.

- Marina Muñoz Cervera -

Vamos a viajar por el mundo a través de las pirámides alimentarias de las diferentes zonas y/o países, para ir conociendo cómo las diferentes culturas reflejan, de forma gráfica, las guías recomendadas sobre su alimentación. En la entrada: ¿Qué son las Pirámides Alimentarias? Su importancia para la salud poblacional., hemos visto algunas de Europa. Vamos a comenzar el viaje por América del Sur. Como ya sabemos las pirámides o representaciones análogas son un reflejo de los recursos y recomendaciones de cada país, y utilizan el medio gráfico que mejor sea captado por su población.

ARGENTINA:

En Argentina se confeccionó una “pirámide” con forma oval, adaptada a sus requerimientos nutricionales, costumbres y disponibilidad de recursos.

Ovalo alimentario Argentina

Imagen: http://www.recetassimples.com/wp-content/uploads/2010/03/ovalo-argentino.bmp
Fuente: http://www.recetassimples.com/piramide-alimenticiacont/

CHILE:

Pirámide alimentaria Chile

Imagen: http://www.uach.cl/direccion/asuntosestudiantiles/vivesaludable/img/piramide_clip_image002.gif
Fuente: http://www.uach.cl/direccion/asuntosestudiantiles/vivesaludable/nutricion/piramide.htm

PERÚ:

Pirámide alimentaria Perú

Imagen: http://www.alertanutricional.org/piramide_archivos/piramideper2.gif
Fuente: http://www.alertanutricional.org/piramide.htm

COLOMBIA:

En Colombia han preferido convertir la pirámide en un tren: El tren de los alimentos.

Tren de los alimentos Colombia

Imagen: https://www.icbf.gov.co/Images/tren-alimentos.jpg
Fuente: https://www.icbf.gov.co/icbf/directorio/portel/libreria/php/03.03081001.html

VENEZUELA:

En este caso, les ha parecido más útil representar sus recomendaciones alimentarias en un trompo.

Trompo de Venezuela

Imagen: http://encartesaludaldia.com/img-contenido/trompo-de-los-alimentos-01.jpg
Fuente: http://encartesaludaldia.com/contenido.php?idcontent=74&idsecciones=7

PARAGUAY:

Este país ha preferido utilizar una olla para ilustrar sus guías alimentarias.

Olla alimentaria de Panamá

Imagen: http://archivo.abc.com.py/fotos/2006/02/16/060216162408238.jpg
Fuente: http://archivo.abc.com.py/2006-02-19/articulos/234682/olla-alimentaria

URUGUAY:

En esta nación prefieren un plato.

Plato alimentario de Paraguay

http://2.bp.blogspot.com/-ACggYk7x5XI/Tw1nnN008cI/AAAAAAAAASo/A4Rp2shKwrw/s200/grafica_alimentos%255B1%255D.jpg

Fuente: http://agro-educacion-salud.blogspot.com/2012_01_01_archive.html

BOLIVIA:

bolivia

Imagen: Esta imagen es un recorte obtenido del siguiente documento en pdf: Alimentación y nutrición http://upiip.minedu.gob.bo/armonia/images/pdf/Unidad2.pdf

Algunos países de América del Sur no disponen de una pirámide propia o, al menos, no se encuentran disponibles en internet.

Otras fuentes de consulta:

- Verónika Molina. Guías Alimentarias en América Latina. Informe de la consulta técnica regional de las Guías Alimentarias. Food Guidelines in Latin America. Report of a regional technical consultation in 2007.

http://www.scielo.org.ve/pdf/avn/v21n1/art06.pdf

- Food Based Dietary Guidelines

http://www.fao.org/ag/humannutrition/nutritioneducation/fbdg/49852/en/

Entrada actualizada el 7 de marzo de 2014.

Con los alimentos se puede hacer arte: Fotografía creativa de pasta, tomate y ajo.

espaguetti con tomate

Copyright (c) 123RF Stock Photos

¿Qué son las Pirámides Alimentarias? Su importancia para la salud poblacional.

- Marina Muñoz Cervera -

Vamos a profundizar en el conocimiento de las pirámides alimentarias para comprender por qué los alimentos se representan de esta manera, qué significa la distribución piramidal y cómo y de dónde surge.

Pienso que el Informe 10, 2009, de EUFIC (European Food Information Council) es lo suficientemente gráfico, ameno y didáctico para explicar el tema que vamos a tratar.

Las pirámides alimentarias son la representación gráfica de las Directrices Dietéticas Basadas en Alimentos, Food Based Dietary Guidelines. Son mensajes sencillos sobre cómo comer sano destinados al público en general. Ofrecen pautas sobre lo que debe comer una persona en términos de alimentos más que de nutrientes y proporcionan un marco de trabajo básico que se puede usar al planificar comidas o menús diarios. Las características tal y como las describe la Organización Mundial de la Salud (OMS) son:

- la expresión de los principios de la educación nutricional principalmente como alimentos;
- dirigidas a miembros individuales del público general, y
- si bien no se expresan totalmente como alimentos, están escritas en un lenguaje que evita, en la medida de lo posible, los términos técnicos de la ciencia de la nutrición.

Historia de las FBDG

Mucho antes de que se descubrieran las vitaminas, su papel en el organismo y el establecimiento de las bases de datos con la composición de los alimentos, la gente sabía que ciertos alimentos eran buenos para la salud. Las recomendaciones sobre la dieta se basaban a menudo en observaciones, como las de James Lind, un cirujano de la marina británica que en el siglo XVIII demostró que las limas y las naranjas curaban el escorbuto de los marinos mientras que otros remedios, como el vinagre y la sidra, no lo hacían. Cuarenta años después de publicar sus conclusiones, se ordenó que todos los barcos de la marina británica llevaran zumo de lima, y el escorbuto a bordo quedó prácticamente erradicado.

Desde la Segunda Guerra Mundial, se han hecho recomendaciones basadas en alimentos para garantizar la ingesta adecuada de macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales) utilizando a menudo un sistema de agrupación de alimentos. Esto suponía reunir los alimentos con características similares en el mismo grupo y recomendar a la población que tomara alimentos de cada grupo todos los días. No obstante, durante la década de los 70, los nutricionistas empezaron a preocuparse por el consumo excesivo de grasas, especialmente las grasas saturadas, y de azúcares, así como de la falta de fibra en la dieta. Como consecuencia, las recomendaciones en los países desarrollados tendían a basarse más en los nutrientes, con mayor énfasis en los macronutrientes que en los micronutrientes. Esto se combinó con algunas recomendaciones basadas en alimentos para fomentar el mayor o menor consumo de aquellos alimentos con determinados macronutrientes, pero el uso de los grupos de alimentos tradicionales perdió popularidad.

Desarrollo  de las FBDG

A fin de conocer qué alimentos y grupos de alimentos deben incluirse en las FBDG, es necesario evaluar el estado nutricional de la población a la que se destinan. En algunos casos, esto puede ser difícil de lograr, por lo que se establecen FBDG provisionales basadas en las recomendaciones nutricionales o las FBDG de otros países, o en la guía dietética CINDI (Programa Nacional Integrado de Intervención en las Enfermedades no transmisibles) de la Organización Mundial de la Salud. No obstante, la evaluación del estado nutricional de la población es la mejor manera de asegurarse de que las FBDG tengan en cuenta las carencias nutricionales y los problemas de salud pública existentes en un determinado país.
 El informe orientativo conjunto de la FAO y la OMS “Preparation and Use of Food-Based Dietary Guidelines” promueve la formación de un “grupo de trabajo o comité, compuesto por representantes de los sectores de la agricultura, la salud, la bromatología, la ciencia nutricional, los consumidores, la industria alimentaria, la comunicación y la antropología”, como primer paso para la creación de las FBDG. El proceso se pone de relieve tanto en el informe FAO/OMS como en la Opinión Científica de la EFSA de 2008, indicando la importancia de implicar en este proceso a representantes de distintas disciplinas. Al hacerlo así, se garantiza que se tengan en cuenta todos los aspectos importantes para los diferentes grupos. Esto incrementa la probabilidad de éxito de las FBDG en su lucha contra los problemas de salud de cada país, a la vez que contribuye a una mayor concienciación y aceptación de estas directrices por parte de los grupos que puedan estar implicados en la divulgación, comunicación y uso de las FBDG.

En la Opinión Científica de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) se establecieron siete pasos para el desarrollo de las FBDG:

- Identificación de las relaciones dieta-salud
- Identificación de los problemas concretos de cada país en relación con la dieta
- Identificación de los nutrientes importantes para la salud pública
- Identificación de los alimentos importantes para las FBDG
- Identificación de los patrones de consumo de alimentos
- Prueba y optimización de las FBDG
- Representación gráfica de las FBDG

Algunos países, por ejemplo Italia y Dinamarca, poseen una lista de mensajes basados en los alimentos, mientras que otros presentan sus FBDG en diferentes formatos gráficos.

Los formatos gráficos proporcionan una orientación sencilla para el consumidor, ya que sabe que si toma los alimentos de los principales grupos a diario, está dando un paso importante para conseguir una dieta saludable, aunque carezca de conocimientos específicos sobre los nutrientes.

Algunos ejemplo de pirámides alimentarias europeas:

Francesa:

Por ejemplo, las FBDG francesas se ilustran como si fueran escaleras. Los alimentos que pueden consumirse en mayor cantidad se encuentran en la parte alta de las escaleras, mientras que los que pueden consumirse sólo en pequeñas cantidades se encuentran en la parte baja. Las directrices francesas se muestran también en una tabla que contiene recomendaciones sobre la cantidad que se debe consumir de cada uno de los seis grupos de alimentos, de sal y de líquidos. La tabla contiene además recomendaciones sobre actividad física.

 Irlandesa:

Española:

Alemana:

Algunos problemas potenciales de las FBDG gráficas

Las FBDG no son una ciencia exacta sino directrices generales que ayudan a la gente a controlar y mejorar la calidad de su dieta. Las representaciones gráficas, con una cantidad mínima de texto, son útiles pero pueden dar a entender que todos deben comer exactamente la misma cantidad de cada grupo de alimentos todos los días.

Como individuos, no todos tenemos las mismas necesidades dietéticas y existe más de un único patrón dietético compatible con la buena salud. Las personas deben intentar conseguir el equilibrio sugerido durante un periodo de días o semanas. Esto permite además incluir en la dieta alimentos que no deben comerse a diario.

Aunque la pirámide es el formato más habitual, ha sido criticada porque los alimentos que contienen grasas y azúcares, que deben ser consumidos sólo en pequeñas cantidades, parecen más importantes por estar colocados en la parte superior de la pirámide. La pirámide americana, revisada recientemente, ha cambiado por completo la distribución, de modo que los grupos de alimentos se presentan ahora de forma vertical en lugar de horizontal, arrancando todos ellos de la base y encontrándose en la punta de la pirámide.9 Como consecuencia, las bandas que delimitan los grupos de alimentos son más anchas en la base y más estrechas en la parte superior, resaltando la idea de que no todos los alimentos de un grupo tienen el mismo valor. Esto nos recuerda que debemos comer sobre todo alimentos que no contengan grasas sólidas ni azúcares añadidos. Los alimentos como caramelos y pasteles no se incluyen en el gráfico y se denominan “alimentos discrecionales”.

En todos los países se hacen esfuerzos considerables para que en las FBDG se recojan los problemas de salud pública nacional y para que sus recomendaciones sobre nutrientes sean fáciles de entender y visualmente atractivas para los consumidores. No obstante, se ha investigado poco sobre el efecto que tienen las FBDG sobre lo que come la gente.

Casi todos los países europeos tienen FBDG. Todas ellas se basan en el principio de servir de guía para una dieta equilibrada y saludable que ayude a prevenir enfermedades no-transmisibles como el cáncer y las enfermedades cardiacas. Las recomendaciones habituales incluyen la abundancia de frutas, verduras e hidratos de carbono complejos en las comidas, y la elección de alimentos con bajo contenido en grasas saturadas, sal y azúcar. El uso de grupos de alimentos, ya sea en forma de círculos o pirámides, garantiza la inclusión de todos los alimentos básicos y ofrece mensajes positivos sobre lo que debemos comer, así como cierta información clasificatoria que nos ayuda a evitar comer demasiada cantidad de determinados alimentos. Aunque los detalles pueden variar (las FBDG han sido desarrolladas por diferentes organismos en diferentes momentos y para su uso en distintas culturas), existen muchas similitudes entre todas las FBDG europeas.

Eurodiet, EFSA y FAO/OMS proporcionan orientación para el desarrollo, aplicación y evaluación de las FBDG. El factor clave en la fase de desarrollo es identificar las carencias de nutrientes (como ingesta, alimentos típicos y elección de una variedad adecuada) antes de formular las FBDG. Para una aplicación eficaz, los mensajes de las FBDG deben ser viables y su comunicación corta, comprensible y aceptada culturalmente para garantizar una amplia acogida por parte de la población. Ésta puede mejorarse mediante mensajes repetidos a través de diversos medios de comunicación. El control de los cambios en la composición de los alimentos, los patrones de consumo y el estado de la salud pública ayudarán a evaluar la eficacia de las FBDG y a hacer los ajustes adecuados.

Fuente:

(1) INFORMES EUFIC 10/2009. Directrices dietéticas basadas en alimentos (FBDG) en Europa.

http://www.eufic.org/article/es/expid/directrices-dieteticas-basadas-alimentos-Europa/

Imágenes:

http://www.nutricion.pro/wp-content/uploads/2012/05/piramide.jpg
http://www.eufic.org/upl/1/default/img/French%20stairs.jpg
http://www.eufic.org/upl/1/default/img/Irish%20foodpyramid.gif
http://www.eufic.org/upl/1/default/img/Spanish%20Food%20Pyramid.jpg
http://www.eufic.org/upl/1/default/img/German%20pyramide.jpg
http://www.sanar.org/files/sanar/nueva-piramide-alimentos.jpg

El ajo y su historia Parte III: El ajo en la cultura romana.

cabezas de ajo

- Marina Muñoz Cervera -

Continuamos con la prolífica historia de esta hortaliza. Conocemos su uso en el antiguo Egipto: El ajo y su historia paso a paso: Parte I ,  su repercusión en la sociedad griega: El ajo y su historia. Parte II: La “rosa picante” de los griegos. y hoy vamos a revisar su impacto en la cultura romana.

El ajo fue muy popular entre los romanos y formaba parte de gran número de remedios para las más diversas enfermedades.  Sin embargo, la relación no dejaba de ser de amor y odio, a la vez, ya que la nobleza rechazaba su uso.

En la mitología romana, esta hortaliza estaba dedicada al dios de la guerra, Marte, y se consideraba el símbolo de las virtudes militares por sus propiedades higiénicas y fortalecedoras (1).

Galeno (Galeno de Pérgamo, Pérgamo, Grecia, 130- Roma 200), que en los últimos años de su vida vivió en Roma donde consigue una gran reputación como médico (2), lo denominaba la “melaza de los pobres” y lo consideraba una panacea curalotodo.

Horacio (Quinto Horacio Flaco, Venusia, hoy Venosa, Basilicata, 8 de diciembre de 65 a. C. – Roma, 27 de noviembre de 8 a. C.), primer poeta lírico y satírico en lengua latina (3), detestaba su olor  y consideraba vulgares a las personas que lo desprendían; ello nos indica lo extendido que estaba su consumo en aquella época. En alguna ocasión, el poeta habló se refirió   a los ajos como “más peligrosos que la cicuta” y nos cuenta, que él mismo se puso enfermo al consumirlos en la mesa de su amigo Cayo Mecenas (Cayo Cilnio Mecenas, circa 70-8 a. C.), noble romano de origen etrusco (4),  el cual estaba celoso de Horacio a causa de la hermosa Lidia (mujer a la que el poeta dedicó su Oda VIII) (4); parece ser que la causa de su enfermedad fue que Lidia lo rechazó al notar su olor a ajo.

Celso (Aulo Cornelio Celso, (ca.25 a. C. – 50 d. C.), enciclopedista romano y posiblemente médico, aunque no hay evidencias (su único trabajo conservado en la actualidad son los ocho libros “Tratado De Medicina”, sección de una obra mucho más extensa, llama Artes, y fuente primera de dieta, farmacia y cirugía), parece ser que es difícil determinar la verdadera profesión de Celso porque se dedicó a varias materias a pesar de que no se discute su autoría del Tratado de Medicina (6) (7). Se piensa que el célebre médico romano, que responde al mismo, nombre es Aulo o Aurelio Cornelio Celso, no obstante no se tiene seguridad plena. En cualquier caso, Celso, utilizaba el ajo contra la desnutrición y en el tratamiento de las fiebres intermitentes, justo antes de la fiebre y catalogó a esta hortaliza  como una de esas sustancias, que por su mal olor, eran capaces, en las personas letárgicas, de poner los espíritus en movimiento.

El término “Allium” se debe a Virgilio (Publio Virgilio Marón, Andes, actual Pietole, cerca de Mantua, en la Región X, Venetia, hoy Lombardía italiana, 15 de octubre de 70 a. C. – Brundisium, actual Brindisi, 21 de septiembre de 19 a. C.), poeta romano autor de La Eneida, Las Bucólicas y Las Geórgicas (8), estudió filosofía, matemáticas y retórica, y se interesó por la astrología, medicina, zoología y botánica. Deriva de la palabra “All” caliente, picante. El término “sativum” es una contracción de “seminativum” (derivado de “seminis”, semilla) e indica que se puede sembrar (1)(9).

Virgilio, en sus Églogas, comenta que era consumido en gran abundancia, tanto por griegos como por romanos y, en su Appendix  Virgiliana (10), indica que el ajo se utilizaba para dar fuerza a los campesinos, en época de recolección; en un poema, llamado “Moretum” (tenido por Virgiliano) cuenta cómo un campesino prepara su modesto desayuno; es una exaltación de la vida en el campo (10); Moretum es el nombre de un plato tradicional que se servía como acompañamiento en la Antigua Roma y que estaba constituido por hierbas aromáticas, ajo, queso y vino (11). 

Os dejo una imagen del Moretum, listo para comer (la pasta se hace con un mortero y luego se moldean las bolas):

Marcial ( Marco Valerio Marcial, Marcus Valerius Martialis en latín (Bílbilis —actual Calatayud—, 1 de marzo de 40 – ibídem, 104), fue un poeta latino (12) y elogió sus virtudes afrodisíacas, citándolo como un medicamento capaz de despertar la llama vacilante que tienen los viejos esposos (1).

Y, por último, contaros que en las fiestas de honor a la diosa Ceres, diosa de la agricultura, cosechas y de la fecundidad de la mitología romana (13), se consumían grandes cantidades de ajo como augurio de fertilidad (1).

Como vemos, el ajo tiene una amplia representación en Roma, desde la medicina hasta la poesía; los trovadores eran los mejores historiadores de la época, pues representaban en sus obras la cotidianeidad de la época. En el siguiente capítulo de esta serie, dedicada a la historia de la hortaliza, hablaremos de su protagonismo en la Edad Media.

Enlaces relacionados:

El ajo y su historia: Parte I
El ajo y su historia II: La “rosa picante de los griegos”
El ajo y su historia IV: Edad Media y Moderna.
El ajo y su historia V: Un “tesoro nutricional” en nuestros días.

Fuentes:

(1) La historia del ajo como medicamento. El Poder curativo de los alimentos. Integral. RBA Libros, S.A. Barcelona 2010.
(2)http://es.wikipedia.org/wiki/Galeno
(3) http://es.wikipedia.org/wiki/Horacio
(4) http://es.wikipedia.org/wiki/Cayo_Cilnio_Mecenas
(5) http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080013728/1080013728_03.pdf
(6) http://es.wikipedia.org/wiki/Aulo_Cornelio_Celso
(7) http://www.e-torredebabel.com/Enciclopedia-Hispano-Americana/V4/Celso-medico-biografia-D-E-H-A.htm
(8) http://es.wikipedia.org/wiki/Virgilio
(9) http://www.avogel.es/enciclopedia-de-plantas/allium_sativum.php
(10) http://es.wikipedia.org/wiki/Appendix_Vergiliana
(11) http://es.wikipedia.org/wiki/Moretum
(12) http://es.wikipedia.org/wiki/Marco_Valerio_Marcial
(13) http://es.wikipedia.org/wiki/Ceres_(mitolog%C3%ADa)

Imágenes:
Copyright (c) 123RF Stock Photos
http://www.koch-welten.de/moretum.jpg

Con las frutas se puede hacer arte: Foto artística de una jarra con jugo de naranja.

Copyright (c) 123RF Stock Photos

Relevancia de la nutrición durante el embarazo.

- Marina Muñoz Cervera -

La nutrición durante el embarazo es decisiva en la salud de la futura persona, incluso décadas después del nacimiento.

En un interesante artículo, publicado en DOCSALUD.COM de FUNCEI (Fundación Centro de Estudios Infectológicos), el 25 de junio de 2012,  explican que la alimentación de la madre gestante, determina, no sólo la salud del bebé, sino también la salud del posterior adulto. Parece ser que la adaptación del feto a situaciones de desnutrición durante el embarazo predispone al padecimiento, futuro,  de enfermedades cardiovasculares, diabetes no insulinodependiente, hiperlipemias, hipertensión y obesidad (1)(2)(3).

Os copio el educativo artículo

Programación nutricional antes de nacer

Comer sano y nutritivo es importante para cuidar la salud a lo largo de toda la vida y, en especial, durante el embarazo. En este período, una buena alimentación mantiene saludable a la mujer y asegura el crecimiento y desarrollo normal del bebé. También ayuda a formar las reservas para la lactancia. Pero además, los alimentos que consume una madre durante la gestación pueden influir en la salud de su hijo décadas después.

Los científicos llevan algún tiempo estudiando las condiciones nutricionales durante el embarazo, la alimentación del bebé en la infancia y cómo influyen en la salud futura de la persona. Una de las primeras observaciones sobre los efectos de la desnutrición materna fue en sobrevivientes de la hambruna en Holanda entre 1944 y 1945, donde se vio que las embarazadas que sufrieron hambre tuvieron hijos que fueron obesos en la edad adulta. Posteriormente, estudios poblacionales demostraron que las deficiencias nutricionales en el útero predisponen a los hijos ya adultos a padecer síndrome metabólico, incluyendo diabetes de tipo 2, obesidad, hipertensión y patologías cardiovasculares.

Uno de los pioneros en estudiar el origen fetal de las enfermedades del adulto fue el doctor David Barker. Hace más de 20 años, él y su equipo de investigadores de la Universidad de Southampton determinaron que el peso al nacer se asociaba en forma inversa con la mortalidad por enfermedad coronaria y otras patologías crónicas. Basaron su teoría en la observación de que las poblaciones de Inglaterra y Gales con mayor mortalidad por afecciones cardiovasculares entre 1968 y 1978, habían nacido en áreas geográficas pobres, con elevada mortalidad materna y neonatal durante el período 1911 a 1925. Es decir, las muertes tenían más relación con el lugar de nacimiento que con el área de residencia en la adultez.

Estos estudios iniciales fueron la base de la teoría del impacto de las condiciones de vida intrauterina sobre la aparición de enfermedades en la vida adulta. Conocida como hipótesis de Barker, postula que la dolencia cardiovascular, la hiperlipemia y la diabetes no insulinodependiente se originarían como mecanismo de adaptación del feto ante la desnutrición. El proceso se conoce como “la programación fetal de la enfermedad adulta”.

De este modo, los constituyentes de la dieta de la madre y el bebé se consideran como “programadores positivos y negativos” que influyen en la salud futura de una manera favorable o desfavorable.

Así, por ejemplo, el ácido fólico en la dieta materna se asocia al desarrollo y a la maduración cerebral del feto y del niño. Un estudio prospectivo publicado en la revista científica Journal of Child Psychology and Psychiatry evaluó las concentraciones de éste en los glóbulos rojos de mujeres embarazadas de 14 semanas y lo comparó con el crecimiento del recién nacido y la evaluación psicológica del niño. Los resultados mostraron que bajos niveles de folato en la madre se asociaron con menor crecimiento del cráneo del bebé al nacer, así como problemas de conducta posteriores (cuando se evaluaron los niños a los 8 años), tales como hiperactividad y déficit de atención. La carencia de ácido fólico en el embarazo también se relaciona con malformaciones graves del sistema nervioso como espina bífida.

Además, investigaciones recientes comenzaron a desentrañar los complejos mecanismos moleculares involucrados en la programación nutricional. Éstos demostraron que la dieta de la madre afecta a los genes del feto induciendo cambios epigenéticos que alteran la función del ADN sin afectar su secuencia. Estos hallazgos refuerzan la importancia de cuidar a las mujeres en edad reproductiva asegurando que puedan tener acceso a una nutrición balanceada, así como a educación y atención médica, para mejorar la salud de las futuras generaciones.

Por un impacto favorable

Una alimentación saludable durante el embarazo implica incorporar variedad de alimentos, principalmente cereales, frutas, verduras, legumbres, nueces, carne, pescado, huevo y lácteos descremados de leche pasteurizada. Se recomienda no comer comidas con alto contenido de grasas y azúcar (cremas, tortas, postres) y evitar el alcohol.

También es importante prestar atención a la preparación de las comidas: las carnes deben estar bien cocidas sin partes rojas, las frutas y verduras bien lavadas para eliminar la tierra. Otros cuidados incluyen lavarse las manos antes de cocinar y después de tocar carne cruda, así como higienizar bien los utensilios después de usarlos con carne cruda. Para evitar la contaminación cruzada de gérmenes, es importante guardar por separado los alimentos crudos de los ya elaborados.

La nutrición durante la infancia también determina cómo será la salud de la persona en su vida adulta. La lactancia es ideal para el bebé por muchas razones tanto fisiológicas como psicológicas: los niños que se alimentan con leche materna tienen menos probabilidades de convertirse en adultos obesos, y los resultados más favorables se obtienen con períodos de lactancia de 5 a 7 meses. Por esta razón la Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia sea la única fuente de alimentación durante los primeros 6 meses de vida del bebé.

Aunque todavía quedan muchos puntos por esclarecer, hoy sabemos que mantener una dieta equilibrada y un peso saludable durante el embarazo sirve para programar muchos aspectos relacionados con la buena salud en la infancia y en la vida adulta.

Fuentes:

(1)http://docsalud.com/articulo/3652/programación-nutricional-antes-de-nacer-

(2) http://www.alimentacion.org.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=1806:programacion-fetal&catid=59:nutricion-clinica-pediatrica&Itemid=72

(3) Ramírez-Vélez R. Programación Fetal in utero y su impacto en la salud del adulto. Nutr. 2012. doi:10.1016/j.endonu.2012.02.002

http://www.elsevier.es/sites/default/files/elsevier/eop/S1575-0922(12)00076-9.pdf

ACTUALIZACIÓN:

La Revista Jano, publica hoy día 4 de diciembre de 2012, el artículo siguiente: Una dieta inadecuada en el embarazo predispone a la diabetes en el bebé

Como ya veíamos, la alimentación durante la gestación es fundamental en el crecimiento fetal.  Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid, autores de un estudio publicado en la revista European Journal of Clinical Nutrition, nos dicen que los niveles de insulina y glucosa al nacer alertan de una predisposición a padecer enfermedades como la diabetes o el síndrome metabólico.

“Más de la mitad de las mujeres consumen dietas de baja calidad que aportan muchos productos de origen animal ricos en grasas saturadas y pocos hidratos de carbono procedentes de verduras o legumbres. Además, más de la tercera parte sigue un patrón lejano al de la dieta mediterránea, ha señalado Sánchez-Muniz, investigador de la Universidad Complutense de Madrid, para quien es destacable que las mujeres durante el embarazo no cambian la forma de comer ni la calidad de su dieta. Expresa que: es importante concienciar a las madres de la importancia de comer bien durante la gestación, con dietas equilibradas de tipo mediterráneo, ha comentado este investigador. También urge continuar los estudios en esta misma población para conocer cómo evolucionarán en el tiempo los niños y evitar o, al menos paliar, el desarrollo de estas enfermedades de alta prevalencia en nuestra sociedad”.

Fuente bibliográfica:

JANO.es · 04 Diciembre 2012 12:38

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/dieta/inadecuada/embarazo/predispone/diabetes/bebe/_f-11+iditem-18632+idtabla-1

Imagen: http://2.bp.blogspot.com/_H2JDhnmgaNk/TLyvrNtV6fI/AAAAAAAAAC8/7Wk4Q4NrKpM/s1600/embarazo-comer.jpg